“La única forma de unirnos es en derecho, en democracia y en libertades”: exiliados cubanos visitan Taiwán
Exiliados cubanos viajaron recientemente a Taiwán (República de China), donde comprobaron los éxitos de ese país que pudieran servir de referencia para retomar el camino del desarrollo económico en Cuba
“La única forma de unirnos es en derecho, en democracia y en libertades”: Orlando Gutiérrez

 

Exiliados cubanos viajaron recientemente a Taiwán (República de China), donde comprobaron los éxitos de ese país que pudieran servir de referencia para retomar el camino del desarrollo económico en Cuba.

Los visitantes— frente a los cuales iba Orlando Gutiérrez Boronat, secretario general del Directorio Democrático Cubano—, se encontraron con Tsai Ing-wen, la actual presidenta taiwanesa, momentos antes de la celebración oficial por el aniversario 108 de la fundación de la isla autónoma.

La fecha del festejo (10 de octubre) coincide con la del inicio de las Guerras de Independencia en Cuba en 1868.

En 1949, cuando la República de China se vio obligada a trasladar su sede del continente aquí a Taiwán, a Taipéi, este país era 10 veces más pobre que la República de Cuba”, dijo Gutiérrez. “Hoy es evidente que Taiwán es una de las primeras economías del mundo, con una tasa de desempleo bajísima, y Cuba está sumida en la miseria y la desesperanza”, añadió el Doctor en Filosofía y Estudios Internacionales por la Universidad de Miami.

De acuerdo con Gutiérrez, la recién celebrada elección en Cubamarca el advenimiento de una nueva generación del Partido Comunista al poder”.

En esos cuadros del Partido Comunista, en esos nuevos cuadros, las Fuerzas Armadas y del aparato político y de inteligencia del régimen, tiene que existir conciencia de que no podemos seguir por este camino”, comentó el intelectual exiliado, y aprovechó la ocasión para enviar un mensaje:

A ustedes que no tienen sus manos manchadas de sangre, a ustedes que pueden soñar o pueden concebir una patria distinta, un país diferente, unir a los cubanos dondequiera que estén con su excepcionalidad para levantar nuestra República, les ofrecemos nuestra mano en amistad, y les ofrecemos nuestra mano extendida para poder forjar un país conjuntamente”.

Asimismo, señaló que “los que no pueden tener cabida en ese país son los que han cometido serios crímenes de lesa humanidad contra nuestro pueblo y contra otros pueblos. Pero si los cubanos logramos unirnos— y la única forma de unirnos es en derecho, en democracia y en libertades—, lo que nos espera es un futuro incalculablemente brillante: este…, esto que ustedes ven aquí, que es la nueva ciudad de Taipéi, puede algún día ser la nueva Cuba”.

 

 

El ex prisionero político Luis Zúñiga, encarcelado por el régimen cubano durante 19 años, también estuvo entre los visitantes, informó Diario Las Américas (DLA).

Durante su discurso, la mandataria taiwanesa rechazó la propuesta de Beijing de aceptar la política de ‘un país, dos sistemas’ que impulsa el Gobierno chino”, añade la nota de DLA, cuyo director, Osmín Martínez también asistió a la ceremonia.

Tsai Ing-wen “fue muy clara” en su defensa de la soberanía de Taiwán y la adhesión de su país al modelo democrático, algo que es considerado una ofensa y una “rebeldía” por parte del gobierno del gigante continental de nombre parecido (República Popular democrática de China) e ideología comunista.

Xi Jinping, presidente de la China comunista, ha pedido a Taiwán que se aparte de la independencia y siga el camino de una “reunificación pacífica”. A principios de año, Xi Jinping habló del asunto en un discurso en que atacó la atonomía de la isla y criticó las libertades que se promueven allí.

El Directorio Democrático Cubano —organización no gubernamental fundada en Miami en 1990—busca promover la democracia en Cuba de diversas formas pacíficas.

El objetivo de la organización (…) es intercambiar información con el pueblo cubano, establecer relaciones con grupos en la isla que promuevan la democracia y dar a los cubanos una voz y presencia en la comunidad internacional”, señala la presentación del grupo en su web oficial.

Asimismo, el Directorio se dedica a registrar y visibilizar las distintas violaciones de Derechos Humanos que se cometen en Cuba. “El objetivo final de la organización es lograr la democracia y la liberación de las fuerzas autoritarias que actualmente gobiernan el país”, para avanzar hacia un “período de reconstrucción y desarrollo”.