Skip to main content

Seguridad del Estado irrumpe en vivienda de niño con autismo y detiene a joven activista

“Mi esposo fue llevado ayer a Villa Marista después de un registro con más de 10 personas de la Seguridad del Estado y policías”, declaró a ADN Cuba Ilsa Ramos

Actualizado: Fri, 04/21/2023 - 16:48

 

Agentes de la Seguridad del Estado cubano irrumpieron el jueves con una orden de registro en la vivienda del activista Yasmani González Valdés, quien fue detenido y trasladado a la sede principal de la policía política en La Habana, el cuartel y centro de interrogatorios conocido como “Villa Marista”.

“Mi esposo fue llevado ayer a Villa Marista después de un registro con más de 10 personas de la Seguridad del Estado y policías”, declaró a ADN Cuba Ilsa Ramos, pareja de González Valdés.

En un mensaje de audio divulgado el jueves, Ilsa Ramos contó que, en su domicilio de Centro Habana los agentes “registraron y revolcaron todo. Me cogieron un cubo, una brocha, unos zapatos… Tiraron fotos a toda la casa y querían quitarme mi teléfono y el del niño, pero me opuse”.

La esposa del activista publicó fotografías tomadas mientras las fuerzas policiales realizaban la intervención en el domicilio de Yasmani González, donde vive un niño de 13 años con autismo, hijo de Ilsa Ramos.

En las imágenes se observa en los bajos del edificio a varias personas vestidas de civil junto a las motocicletas comúnmente utilizadas por oficiales operativos de la Seguridad del Estado. Luego de unas tres horas de registro, el activista fue trasladado con las esposas puestas para Villa Marista.

Detención Yasmani

Ramos dijo a ADN Cuba que su hijo con autismo estuvo presente en la abrupta detención de González Valdés y el registro policial, situación por la que el menor “se alteró bastante”. La pareja del activista no fue informada sobre el motivo del arresto ni hasta cuándo estaría él recluido en Villa Marista.

“Solo me dijeron que está bajo investigación. Podría verlo el jueves próximo”, agregó Ramos. Su esposo por ahora no tiene abogado, pues le aseguraron que “lo podrían soltar antes (…) Ellos me dirán si lo van a procesar [judicialmente]”.

De acuerdo con información proporcionada a ADN Cuba por el Grupo de trabajo sobre detenciones políticas Justicia 11J, Yasmani González Valdés fue detenido el 11 de noviembre de 2022 por “incitar a manifestaciones” durante la crisis energética de entonces y ese mismo día le aplicaron una multa por el Decreto-Ley 370, que criminaliza la libertad de expresión en redes sociales. Pero no sería esa la única ocasión en ser multado por la misma norma de censura.

Meses antes, en la víspera de un aniversario del natalicio de José Martí, González fue “secuestrado” en su casa por la policía política, según Justicia 11J, para impedir una protesta que había anunciado para el día 28 de enero de 2022, frente al Tribunal Supremo, en solidaridad con los presos de las protestas de julio de 2021. En esa ocasión fue liberado con una multa de 5 000 pesos.

En una publicación en Facebook González había anunciado: “Mañana saldré a la calle con un cartel, exigiendo la libertad de mis hermanos”.

Este jueves 20 de abril el Observatorio de Derechos Culturales (ODC) denunció en un comunicado la detención, “luego de un violento registro”, de González Valdés, conocido en redes sociales como “Libre Libre”.

De acuerdo con la organización, “a inicios de este mes, había sido citado a la estación policial de Zanja”, donde “trataron de inculparlo y relacionarlo” con el grupo conocido como El Nuevo Directorio, que pinta clandestinamente carteles contra el Partido Comunista.

“También trataron de dejarlo detenido por impago de multas que ya habían sido abonadas por él mismo”, agrega el ODC.


Derechos Humanos