Skip to main content

Exboxeador cubano denuncia violencia policial en Cienfuegos

“Practicar deporte en la calle, en ninguna parte del mundo es un delito”, señaló el exatleta

Actualizado: Fri, 10/20/2023 - 07:57

En una carta abierta al gobernador de la provincia de Cienfuegos, publicada en Facebook, el exboxeador cubano Félix Damián Millares Cuesta denunció cómo la policía de esa ciudad lo ha sometido a una represión constante durante meses y cómo la última vez recurrieron a las fuerzas especiales.

El atleta –que se retiró después de sufrir una lesión por un KO que le propinó en 1996 el tetracampeón mundial Juan Hernández Sierra– narró que suele entrenar en el Parque Martí del centro de la ciudad y que el pasado 14 de octubre fue arrestado con violencia por fuerzas policiales del régimen.

“Utilizaron la brigada especial para sacarme violentamente, tirándome para dentro de su carro como si fuera una basura que me di tremendo golpe en los pies. De esta forma, violando mis derechos nuevamente (…) todas las injusticias que están cometiendo con una figura relevante que no ha cometido ningún delito, porque que yo sepa, ni viajar, ni practicar deporte en la calle en ninguna parte del mundo es un delito”, escribió Millares.

El expugilista cuestionó cómo después de esas injusticias la policía local lo esté acusando de “desobediencia” y obligándolo a que “tenga que estar firmando todos los lunes en la unidad de policía como si hubiera cometido un delito”.

1

“¿Cómo es posible que me hayan puesto una carta de advertencia, prohibiéndome entrenar en el Parque Martí? (…) me dicen que yo entrenando le estaba metiendo miedo a los niños (…) no voy a entrenar más en el parque Martí porque están buscando un motivo para meterme preso, para el año que viene estaré en La Habana si no se resuelve mi casa”, concluyó.

Millares Cuesta sorprendió al mundo del boxeo cuando anunció en 2020 que quería volver a pelear a los 43 años. Su motivación era conseguir que el gobierno cienfueguero lo apoyara para construir su casa en el terreno que tenía, donde solo había unos planos que habían cambiado dos veces sin su consentimiento.

Para mantenerse en forma y recordarle al gobierno su compromiso, entrenaba todos los días en el Parque Martí de la capital perlasureña, pero los materiales para su casa nunca llegaron.

El exboxeador, que padece una lesión cerebral, denunció que, debido a las malas condiciones de su vivienda, le han robado toda la ropa que ha comprado en sus viajes al extranjero y que el huracán Dennis, además, destruyó su casa de madera en 2005.