Skip to main content

Preocupante auge del consumo de drogas entre jóvenes cubanos

El régimen ha tenido que reconocer que el problema se les ha salido de control

Image
Consumo dedrogas en Cuba
Captura de pantalla | MINSAP

Actualizado: Mon, 04/15/2024 - 07:44

Las autoridades cubanas enfrentan el desafío de contener un preocupante aumento del consumo de drogas entre su población más joven, en medio de una escasez de recursos y personal capacitado para brindar una atención adecuada a quienes luchan contra las adicciones, según alerta el doctor Alejandro García Galcerán, director del Centro de Salud Mental de Centro Habana, según reporta Martí Noticias.

En una entrevista con el diario Granma, el especialista advirtió que el problema se ha agravado por la escasez de personal y recursos destinados a atender este flagelo.

"Han disminuido los grupos de atención, existen municipios que no tienen psiquiatra o quienes atiendan directamente el fenómeno de las adicciones", explicó García Galcerán, enfatizando en que la atención se ofrece de manera irregular y con personal insuficiente.

Este panorama contrasta con la imagen que el gobierno cubano ha proyectado históricamente, al presumir de su política de tolerancia cero contra las drogas. Sin embargo, el régimen ha tenido que reconocer que el problema se les ha salido de control, en parte, debido a la aparición de nuevas variantes de sustancias dentro de la isla.

"Históricamente, lo que más se consumía en algunos municipios de La Habana era el crack, pero en los últimos tiempos se han incorporado nuevos químicos que a veces desconocemos, y así es más complicado de enfrentar y atender", reconoció el director del Centro de Salud Mental.

Según el especialista, el consumo de drogas se está convirtiendo en "un estilo de vida" entre ciertos grupos poblacionales, con la particularidad de que las primeras experiencias se dan cada vez a edades más tempranas, entre los 13 y 14 años. Esto puede derivar en adicciones a partir de los 17 o 20 años y en un incremento en el consumo a los 25 años.

Otra tendencia preocupante es el alto índice de embarazadas y mujeres jóvenes que también se ven afectadas por este flagelo. García Galcerán señala que los principales focos del problema se concentran en La Habana, así como en los centros turísticos y zonas de Santiago de Cuba y Cienfuegos, con una alta incidencia en las escuelas.

"La Salud no va a mejorar este problema. Trabajamos la parte de las asistencias, los daños por prevenir una vez que la persona esté enferma con recaída", lamentó el doctor, quien considera que el enfrentamiento a este fenómeno debe ser aún mayor.

Según el especialista, la situación económica que atraviesa el país está afectando gravemente los esfuerzos para abordar este problema. "Todavía hay fallos y brechas, porque el país tiene problemas también, y no podemos deslindarlo", concluyó.


Noticias de Cuba