Skip to main content

Permiten visita conyugal a José Daniel Ferrer, pero en celda de castigo

Según confirmó a ADN Cuba su esposa, la Dra. Nelva Ismarays Ortega, el prisionero político se mantiene con dolores de cabeza, en el área del coxis, y en los riñones

Actualizado: 23 January, 2023

 

Las autoridades del régimen cubano le permitieron el 21 de enero una visita conyugal al coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer, en la prisión Mar Verde, de Santiago de Cuba, pero en la misma celda de castigo.

Según confirmó a ADN Cuba su esposa, la Dra. Nelva Ismarays Ortega, el prisionero político se mantiene con dolores de cabeza, así como en el área del coxis y los riñones como resultado de las golpizas recibidas el 9 de diciembre de 2022.

Además, el líder de la Unpacu padece acidez, dolor estomacal, sangramientos por las encías y calambres en las manos.

"Me pidió que transmitiera su abrazo fraterno y su gratitud a todos los amigos, hermanos de lucha, organizaciones, medios de prensa y personas solidarias que se preocupan por él. Que él valora y agradece muchísimo toda ayuda por él, la familia y los presos políticos. Que seguirá firme en sus ideas, principios y convicciones luchando por la democracia y el respeto a los derechos humanos", añadió Ortega.

Se trata de la séptima visita conyugal que le permiten al activista cubano tras más de un año en prisión.

Su esposa declaró a este medio que Ferrer se encuentra en celda de castigo desde agosto de 2021.

El coordinador de la Unpacu fue golpeado en diciembre por sus carceleros frente a su esposa y su hijo pequeño, lo que le ha dejado secuelas.

Ferrer gritaba consignas mientras era agredido el pasado 9 de diciembre, por lo que el jefe de la prisión continuó "golpeándolo en la cara rompiéndole la nariz". Los carceleros se detuvieron cuando vieron "tanta sangre" del opositor "y que casi no podía respirar; soltó un coágulo y casi perdió el conocimiento", afirmó su esposa.

José Daniel Ferrer fue detenido el 11 de julio de 2021 cerca de su vivienda, en Santiago de Cuba, cuando se disponía a sumarse a las manifestaciones antigubernamentales de ese día.

Luego de su detención le fue revocada una sanción de cuatro años y seis meses, impuesta en 2020. Ferrer también fue uno de los 75 presos políticos de la llamada Primavera Negra de Cuba, en 2003.


Derechos Humanos