Skip to main content

Régimen llevará a juicio a manifestantes de Caimanera 

El activista y reportero Yeris Curbelo Aguilera informó a CubaNet que los cinco manifestantes apresados tras las protestas de Caimanera, en Guántanamo, serán llevados a juicio la semana entrante

Image
Protestas en Caimanera, Guantánamo.
Fotomontaje ADN Cuba | Protestas en Caimanera, Guantánamo.

Actualizado: Sun, 05/21/2023 - 13:13

El activista y reportero Yeris Curbelo Aguilera informó a CubaNet que los cinco manifestantes apresados tras las protestas de Caimanera, en Guántanamo, serán llevados a juicio la semana entrante.

El periodista de Palenque Visión aclaró que estos cubanos serán procesados por el supuesto delito de “desorden público” y que su caso pertenece al Expediente de Fase Preparatoria 227-23.

Yandris Pelier Matos, los hermanos Felipe Correa Martínez y Luis Miguel Alarcón Martínez, y los hermanos Rodi y Daniel Álvarez González se encuentran recluidos en “Operaciones”, nombre con el que se conoce al Departamento de Delitos contra la Seguridad del Estado en Guantánamo.

Sus familiares pudieron visitarlos durante unos escasos 10 minutos el jueves pasado.

Curbelo Aguilera contó al medio independiente que Yandris tiene una herida en la frente con puntos de sutura, provocada por los golpes de los represores. 

El instructor del caso, Dailovi Torres Guilarte, comunicó a las madres que Felipe Correa Martínez y Yandris Pelier Matos probablemente pasarán la sanción en casa, mientras que los demás lo harán en un centro penitenciario.

La represión desatada por el régimen ante las  protestas pacíficas en Caimanera el pasado 6 de mayo acrecentó el descontento hacia el régimen cubano. Tras la detención violenta de los cinco manifestantes mencionados la organización Amnistía Internacional (AI) exigió al régimen de La Habana su excarcelación inmediata.

La organización agregó en sus canales oficiales que la violencia estatal no debe ser la respuesta a las protestas. 

Por su parte, Cubalex documentó seis incidentes de represión entre el 6 y 7 de mayo en Caimanera, que incluyeron violencia, acoso, cortes selectivos de internet, vigilancia, citaciones ilegales, detenciones y desaparición forzada.

Durante las manifestaciones de Caimanera los allí reunidos pidieron  libertad, alimentos y adecuada atención médica en los hospitales. El régimen suspendió el servicio de internet en la isla para evitar que se propagara la noticia y se originaran otras revueltas sociales en el país. El apagón de internet duró aproximadamente dos horas.