Skip to main content

En estado crítico adolescente cubano de 16 años tras explosión pirotécnica

Martínez Reyes enfrenta gran peligro para su vida como consecuencia de la detonación de dos sacos con material pirotécnico en Guayos

Image
Hospital de Sancti Spíritus
Periódico Escambray | Hospital de Sancti Spíritus

Actualizado: Wed, 11/22/2023 - 07:56

 

El adolescente de 16 años David Alejandro Martínez Reyes continúa reportado como crítico extremo tras una explosión pirotécnica ocurrida el sábado anterior en Guayos, provincia de Sancti Espíritus.

Según el reporte del periódico oficialista Escambray, Martínez Reyes enfrenta gran peligro para su vida debido a las lesiones y quemaduras que sufrió como consecuencia de la detonación de dos sacos con material pirotécnico en esa localidad.

El menor se encuentra en el área de Quemados en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos.

"El pronóstico es reservado, ya que tiene un 64 por ciento de superficie corporal quemada y un 25 por ciento de tercer grado, de ahí la gravedad del paciente, que tiene, además, una contusión pulmonar y una herida profunda en el tórax", declaró la doctora Tatiana Hernández González, jefa del Servicio de Quemados de ese hospital.

Por otro lado, el lesionado Nelson Ferrer Díaz, de 28 años, tiene un bajo porciento de extensión y profundidad en las quemaduras, lo que no pone en riesgo su vida y lo libra de no secuelas invalidantes, añadió el informe.

El accidente pirotécnico ocurrió alrededor de las 5:00 p.m. del 18 de noviembre en el Consejo Popular de Guayos, municipio de Cabaiguán, en Sancti Spíritus.

Las explosiones se produjeron en una vivienda ubicada en la calle 21 de Octubre entre Independencia y General Carrillo, donde se almacenaban de forma ilegal varios sacos de voladores.  

Anteriormente, en 2017, hubo 39 heridos por una situación similar durante las tradicionales Parrandas de Remedios, en Villa Clara, lo que llevó a suspender el evento. 

Las Parrandas de la villa San Juan de los Remedios son consideradas la festividad más antigua de Cuba. Miles de personas se reúnen allí, entre ellos varios turistas.