Skip to main content

Hospital Pediátrico ofrece versión oficial sobre muerte de bebé en La Habana

Los padres del bebé denunciaron su muerte en Facebook y su madre Daniela Rivero explicó a ADN Cuba que su hijo fue sometido a mucha medicación

Image
Hospital Pediátrico San Miguel del Padrón
Ecured | Hospital Pediátrico San Miguel del Padrón

Actualizado: Sun, 03/26/2023 - 14:58

El Hospital Pediátrico San Miguel del Padrón, conocido como “La Balear”, en La Habana, emitió una nota aclaratoria sobre la muerte en la madrugada del 23 de marzo del lactante Dylan Mateo Matos Rivero. 

Los padres del bebé de 42 días denunciaron su muerte en Facebook y su madre, Daniela Rivero, explicó a ADN Cuba que su bebé fue sometido a mucha medicación.

Por su parte, la información publicada por la Dirección General de Salud Pública de La Habana refiere que el bebé llegó al servicio de Urgencias Pediátricas, donde el médico le diagnosticó una crisis de sibilancia—sonido silbante y chillón al respirar— y decidió ingresarlo “para estudio y tratamiento”.

El texto asegura que los familiares declararon en consulta que el bebé presentaba dificultades para respirar desde hacía aproximadamente una semana.

“Una vez en el servicio pediátrico, se aplica oxigenoterapia y aerosoles de broncoditaladores y esteroides por vía intravenosa, a lo que el paciente respondió en mejoría”, relata la versión oficial, que hace un uso excesivo de terminología médica.

Luego, y debido a varias condicionantes, el lactante es trasladado al servicio de cuidados progresivos y allí, según refiere el centro hospitalario, “Se realizan exámenes complementarios de sangre e imagenológicos donde se obtienen resultados normales y radiografía sin lesiones pulmonares. El equipo especialista de guardia reevalúa al paciente y se describe mejoría clínica con relación al motivo de ingreso”.

La nota refiere que a las 10:15 p.m. tras ser alimentado, afirmación que la madre del bebé negó en declaraciones a ADN Cuba, el bebé hizo “un evento bronco-asfíctico con cianosis en labios y miembros”.
A causa del deterioro en la respiración del niño, continúa la nota de la Dirección de Asistencia Médica del Hospital, le aplican ventilación artificial y le ponen un catéter venoso central para aplicar otros tratamientos.

Sobre la 1:00 a.m. el bebé sufrió un evento de “bradicardia extrema, baja saturación de oxígeno y cianosis generalizada” y tuvieron que reanimarle, aunque finalmente falleció a la 1:51 a.m. del 23 de marzo, aunque la nota oficial da una fecha diferente.
 

En relación con este caso, ADN Cuba contactó al médico cubano Alexander Figueredo, que señaló una contradicción en la nota oficial.

“Me llama la atención que le hayan administrado esteroides cuando dicen que tenía una frecuencia respiratoria elevada sin sibilantes”, comentó.

El doctor y activista explicó que la disnea o falta de aire puede ser causada por algún trastorno cardiovascular y que el empleo de esteroides se recomienda en casos de crisis agudas de una obstrucción respiratoria o pulmonar.

Teniendo en cuenta los antecedentes médicos del bebé, “su falta de aire no parece de origen pulmonar, más cuando ellos se contradicen porque lo ingresan por una crisis de sibilancia y  en el próximo párrafo dicen que no tenía sibilantes. Desde mi humilde criterio como médico, claro que no podía tener sibilantes porque la causa de la falta de aire era de origen cardiovascular”.

Por último, la información oficial añade que “El equipo de salud del hospital lamenta el fallecimiento del lactante, siendo un evento poco frecuente pero a la vez muy doloroso”.

Sin embargo, la muerte de bebés comienza a hacerse usual en los últimos meses en Cuba: en enero último 10 recién nacidos fallecieron en el hospital materno de La Habana, y otras madres han denunciado mala praxis médica al ser atendidas.


 


Noticias de Cuba