Skip to main content

Padre de preso político denuncia represión contra su hijo

El jefe del interior esposó a su hijo y al trasladarlo le dijo “no te resistas porque te voy a acusar”

Image
Wilber Aguilar Bravo junto a su hijo Walnier Luis y su nieta
Redes sociales | Wilber Aguilar Bravo junto a su hijo Walnier Luis y su nieta

Actualizado: 24 February, 2023

 

Wilber Aguilar Bravo, padre del preso político y manifestante del 11J Walnier Luis Aguilar Rivera, denunció este viernes que su hijo fue amenazado por el jefe interior del Combinado del Este.

El cubano contó que Walnier fue cambiado de compañía como medida represiva ante la incorporación suya al movimiento “Cuba de luto”.

“Estoy de luto, mi corazón está de luto, es la verdad, estoy ahí porque no celebro nada, no tengo motivos para celebrar, todo es tristeza y es más fuerte que todos” expresó.

El jefe interior esposó a su hijo y al trasladarlo le dijo “no te resistas porque te voy a acusar”, ante lo cual Aguilar Bravo envió un mensaje al represor:

“No te hagas el hombrecito con mi chamaco que tú sabes que tiene problemas mentales. Déjate de abuso. Ustedes están tocando los más sensibles que son los hijos de uno. Están criminalizando el dolor de las familias cubanas, el dolor de las madres, el dolor de los padres. Que no le pasé nada a mi hijo, que él entró sano y salvo”.

Aguilar Bravo también hizo referencia también al hostigamiento del cual es víctima por exigir la excarcelación de los prisioneros políticos. 

La semana pasada, el padre del preso político fue sitiado por la policía para impedir que saliera a la calle, tras ser acusado por otras personas de haber realizado una convocatoria hacia “El Rincón” para el 18 de febrero.

En diciembre pasado, el régimen le impidió a Aguilar Bravo reunirse con los congresistas de EE. UU. Mark Pocan, James McGovern y Troy Carter, que se encontraban de visita en La Habana. También en noviembre fue detenido.

Su hijo, Walnier Luis Aguilar Rivera, de 21 años de edad, fue condenado a 12 años de privación de libertad, aunque en un inicio la Fiscalía pedía para él 23 años de cárcel por el supuesto delito de “sedición”.
 


Derechos Humanos