Skip to main content

Piden ayuda para joven cuya vida depende de un marcapasos 

Su tía, identificada en redes como Marisol Aguilar Flores publicó varias fotos de Yasiel, y explicó que la familia está desesperada por encontrar una solución

Image
Yasiel Fajardo Aguilar, de 24 años, necesita con urgencia un marcapasos
Fotomontaje ADN Cuba | Yasiel Fajardo Aguilar, de 24 años, necesita con urgencia un marcapasos

Actualizado: Sat, 03/18/2023 - 16:48

La familia del joven Yasiel Fajardo Aguilar, de 24 años, quien se encuentra ingresado en terapia intensiva, pidió ayuda en redes para conseguir un marcapasos que pueda sustituir al que el cubano usa desde hace 10 años.

Su tía, identificada en redes como Marisol Aguilar Flores publicó varias fotos de Yasiel, y explicó que la familia está desesperada por encontrar una solución.

Fajardo Aguilar reside en el municipio Jiguaní, en Granma, y se encuentra hospitalizado “permanente con equipos” en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de La Habana, en espera de que “haya la oportunidad de que se le pueda cambiar ese marcapasos”, informó la mujer.

El cubano ha vivido desde los 27 días de nacido con ese dispositivo médico, que regula el ritmo cardíaco.

“Pedimos, por favor, alguna institución o persona que nos pueda ayudar estamos desesperados es un joven que apenas comienza a vivir”, expuso la tía.

Agregó, además, los números de teléfono de sus padres, María Elena y Joaquín Fajardo: 51533913 y 51721769 para que las personas dispuestas y con posibilidades de ayudar se comuniquen con la familia.

La escasez de medicamentos y suplementos médicos en la isla ha llevado a muchos a acudir a la solidaridad de otros cubanos en redes sociales. 

En enero último, la cubana Danays Álvarez necesitaba un marcapasos para su madre de 78 años. La mujer padece de múltiples enfermedades, y sin el dispositivo su vida corre peligro. Su hija aseguró que en Cuba no hay marcapasos ni baterías, y solo disponía de tres meses para cambiar el dispositivo de su madre. 

También en octubre pasado otro cubano denunció que no se encontraba en todo el país el marcapasos necesario para tratar a su abuela.

El marcapasos es un pequeño dispositivo operado con baterías o pilas eléctricas que detecta cuándo el corazón está latiendo de forma muy lenta o irregular; entonces, envía una señal al órgano y lo hace latir al ritmo correcto.

Las autoridades cubanas culpan al embargo de Estados Unidos por la falta de “marcapasos y otros dispositivos” en el país. Una nota publicada en 2021 por el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista, recoge las declaraciones al respecto de Ángel Esteban Miranda Fragoso, subdirector clínico del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech.

El doctor y funcionario afirmó entonces que los marcapasos se compran en “mercados lejanos en Asia y Europa, cuando lo ideal fuera poder obtenerlos en Estados Unidos”. Según Miranda, “el encarecimiento del precio de los aparatos está determinado por la inexistencia de un libre comercio” con EE. UU., y porque “algunas de las empresas productoras tienen acciones norteamericanas, lo cual las hace vulnerables a recibir sanciones”.

Sin embargo, Cuba puede importar medicinas e insumos médicos desde los Estados Unidos, así como alimentos, gracias a una licencia emitida por el Departamento del Tesoro.