Skip to main content

Denuncian que jefe de cárcel en Villa Clara "tortura" a preso político

Según el activista Librado Linares, el funcionario penitenciario ha maltratado a los reos en otras ocasiones

Actualizado: 20 January, 2023

 

Librado Linares, coordinador del Movimiento Cubano Reflexión (MCR), denunció que autoridades de la Prisión Alambradas de Manacas, en la provincia de Villa Clara, agredieron al preso político Edilio Escobar Delgado, reportó este viernes Radio Televisión Martí.

El activista declaró al citado medio que “el teniente coronel David Mesa Cordovés, 2º. Jefe de esa penitenciaría ordenó contra él [Escobar Delgado], la tortura conocida como el Potro, en este caso por 24 horas”. La práctica consiste en esposar de pies y manos al reo a los barrotes de la cama.

De acuerdo con Linares, el funcionario penitenciario ha maltratado a los prisioneros en otras ocasiones. “El mismo golpeó a un recluso que se conoce como ‘el Mocho’, o sea que este sujeto tiene todo un historial de maltratos”, aseguró el opositor.

Linares señaló que a Escobar Delgado también “le suspendieron las llamadas telefónicas por dos meses”. Otro preso político encarcelado en el mismo penal, que pidió no ser citado, fue quien explicó lo sucedido, según detalló el activista del MCR.

“Todo esto porque se comunica conmigo, y la jefatura puede cometer desmanes, pero no le gusta que los denuncien”, añadió Linares.

Escobar Delgado, natural de Quemado de Güines, fue condenado a un año y medio de privación de libertad por los cargos de “peligrosidad social pre-delictiva” y “desacato al presidente Miguel Díaz-Canel”.

“Además, hace un tiempo, Edilio presentó una reclamación a Fiscalía Militar sobre su caso y el fiscal, en vez de procesar la queja, lo que hizo fue que se la pasó a la prisión y, obviamente, eso es parte de los motivos de la represalia”, advirtió Linares.

El líder del MCR contó a Radio Televisión Martí que “en otra oportunidad, el 2º. Jefe de la prisión lo amenazó con golpearlo y meterlo en una celda de castigo y se negó dejarle pasar unos tabacos que le traía su papá porque alegó que contenían pastillas, psicofármacos, lo cual es una mentira que puso a Edilio en peligro de ser procesado por tenencia y tráfico de psicofármacos, de drogas en la cárcel. Toda una componenda retorcida de este señor y por extensión de la jefatura de la prisión y de la policía política contra el preso político”.

El centro de asesoramiento legal Cubalex, reportó en un informe sobre el estado de los derechos humanos en Cuba que en noviembre de 2022 se registraron 162 incidentes de represión, de los cuales algunos implicaron técnicas de tortura.

La organización advirtió también sobre el deterioro físico y mental de los prisioneros políticos “debido a las torturas a las que son sometidos, principalmente, la incomunicación en régimen de aislamiento y golpizas”.

Más de 90 000 personas están encarceladas en Cuba, según datos recopilados por la organización independiente de derechos humanos Prisoners Defenders. En cuanto a números oficiales, en 2012 el Gobierno cubano declaró por única vez, a través del periódico Granma del Partido Comunista, que existían en el país 57 337 reclusos.

Según esta cifra proporcionada por el régimen, que es también la que maneja el más reciente informe del Institute for Crime & Justice Policy Research, de la Universidad de Londres, Cuba es el quinto país entre los que tienen mayor tasa de población penal del mundo.

Sin embargo, Sébastien Touze, vicepresidente del Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, aseguró en mayo pasado que Cuba “tendría la población carcelaria más alta del mundo. Estas cifras ya las hemos verificado, hay 797 detenidos por cada 100 mil habitantes, lo cual significa un 7,94 por ciento de la población que se encuentra en la cárcel. Además, de esas 90 300 personas encarceladas, 38 mil no tendrían antecedentes penales y por ello se encuentran ante una primera condena de pena privativa de la libertad”.


Derechos Humanos