Skip to main content

Presa política Sulmira podría ser trasladada nuevamente a Villa Marista

La joven influencer podría ser devuelta al cuartel general de la Seguridad del Estado, donde permaneció 67 días

Image
Joven cubana Sulmira Martínez Pérez detenida por la Seguridad del Estado
Facebook Salem Cuba | Joven cubana Sulmira Martínez Pérez detenida por la Seguridad del Estado

Actualizado: Fri, 04/07/2023 - 19:30

La activista Sulmira Martínez Pérez, conocida en las redes sociales como SalemCuba, podría ser retornada a Villa Marista, según informó a su madre, Norma Pérez en una última visita.

Pérez contó al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (Iclep) que su hija podría ser devuelta al cuartel central de la Seguridad del Estado, donde permaneció 67 días antes de ser transferida a el pasado 17 de marzo a la Prisión de Mujeres de Occidente, conocida como El Guatao.

Martínez Pérez contó a su madre que no existen muchas diferencias entre ambos sitios, pero al menos en El Guatao es cuidada por las otras presas políticas y puede caminar y conversar con ellas.

La madre describió el penal como “una película de terror” por las condiciones infrahumanas en las que sobrevive su hija y la mala calidad de la comida, y alertó que las camas están llenas de chinches.

De acuerdo a un audio de Pérez, la situación de las presas políticas en esa prisión es insostenible y prima el maltrato. A Sulmira la “están poniendo a chocar con las presas comunes”, denunció su madre.

La joven de 21 años envió agradecimientos a todas las personas que exigen la liberación de los presos políticos cubanos.

En otra ocasión, Pérez declaró a la periodista Mónica Baró que su hija salió traumatizada de Villa Marista, y que será  procesada por instigación a delinquir, un delito empleado contra opositores y manifestantes pacíficos en Cuba. Anteriormente fue acusada de supuesta “propaganda contra el orden constitucional”.

Sulmira fue llevada a El Guatao en un vehículo hermético de la policía política dentro del cual fue maltratada por pedir que le aflojaran las esposas; entonces, fue esposada a un tubo “con los brazos separados, como si fuera un cepo”, describió Baró.
 


Noticias de Cuba