Skip to main content

Sin leche ni medicamentos para su nieta, abuela cubana tiene que darle agua con azúcar

ADN Cuba contactó con Lisabeth Carrasco Cuevas, la abuela de una bebé de 11 meses, y conoció que esta familia vive en un albergue luego de que su casa se les derrumbara

Actualizado: Fri, 02/03/2023 - 16:20

La cubana Lisabeth Carrasco Cuevas denunció este jueves en redes sociales la falta de leche para los niños de la isla, escasez que afecta particularmente a su nieta de 11 meses de nacida.

“Esta nota es para que sepa el mundo entero lo que hace la crápula del supuesto presidente”, Miguel Díaz-Canel, manifestó en Facebook esta abuela, residente en La Habana.

De acuerdo con su testimonio, a la bebé “hoy 1 de febrero le tocaba la leche en polvo y no entró [el producto a la bodega estatal], y mi nieta desesperada y llorando por su leche. Me pasé todo el día buscando yogurt para darle y tampoco encontré”.

Carrasco Cuevas contó que tuvo que preparar “azúcar prieta con agua para darle y no le gustaba mucho, se me quedó dormida a las 12 de la noche desesperada por su leche”. La señora afirmó que en Cuba “muchas madres están así y desde el mes pasado [tampoco] dan compotas”.

“Esta nota es para el supuesto presidente de Cuba, porque el pueblo no lo eligió, lo eligió la crápula de los Castro: tienen al pueblo pasando hambre y a los niños sin sus alimentos (…)”, enfatizó la abuela.

ADN Cuba contactó con Lisabeth Carrasco Cuevas, quien explicó que la bebé de 11 meses, llamada Catalella, vive con su familia en un albergue luego de que su casa se les derrumbara. Actualmente residen en la Calle Luz, entre Calzada Bejucal y Calle 6ta, Nave 44, cubículo 4, en el reparto El Cuervo, en Boyeros, según precisó la entrevistada.

Según Carrasco Cuevas, la pequeña es alérgica y tampoco tienen medicamentos para ella. “Cuando hay cambio de tiempo le da catarro y fiebre, y falta de aire, yo le doy loratadina, pero necesito paracetamol para bajarle la fiebre, que no tengo, le bajo la fiebre con borra de café”, lamentó la abuela.

Sobre los alimentos que compran con la libreta de racionamiento, la mujer especificó que “cada mes son seis bolsas chicas de leche, pero están entrando con faltantes porque no tienen dónde envasarla”. Además, según lo normado por las autoridades, deberían llegar a las familias “13 compotas, no muy buenas, pero en el mes de enero tampoco entraron”.

“Por el televisor, en las noticias, dijeron que no tenían envase para las compotas, y yo me pregunto: ¿qué culpa tienen los niños de Cuba con lo que está pasando en el país? Ni medicamento hay”, lamentó la entrevistada.

Al concluir su mensaje de denuncia en redes sociales, la abuela pidió a las autoridades del régimen “dejar el poder” para que el pueblo busque prosperidad. “Libertad para Cuba, ya”, expresó.


Actualidad