Skip to main content

Piloto cubano sobrevive a caída de su avioneta en Sancti Spíritus

“No sentí miedo al caer, me asusté en tierra ya, pero listo para la pelea”, dijo el experimentado piloto

Actualizado: Wed, 04/12/2023 - 07:59

 

El piloto cubano Léster Pérez Sánchez, oriundo de Cienfuegos, sobrevivió este 11 de abril a la caída de su vieja avioneta, de tipo Dromedario, mientras trabajaba a “considerable altura”, según reporte de la prensa oficialista.

Según la nota, Pérez Sánchez, que radica en Sancti Spíritus desde hace más de tres décadas, sobrevolaba la zona arrocera del sur del Jíbaro cuando su avioneta, de fabricación soviética, presentó fallos técnicos y se precipitó a tierra.

El funcionario comunista del municipio La Sierpe, Julio Bismar Hernández, detalló en su perfil de Facebook que presumiblemente Pérez Sánchez sobrevivió a un daño técnico de la avioneta y tuvo que aplicar un aterrizaje forzoso que pudo resultar fatal.

“Nuestro piloto Léster no solo ha surcado el aire de la arrocera Sur del Jíbaro, en La Sierpe; lo hizo en la sofocación del incendio de los Supertanqueros en Matanzas y forestales en Holguín, hoy salió ileso de su precipitación a tierra ante un presumible daño técnico en su motor del Dromedario que piloteaba. Pudo mucho ante el hecho, su destreza en la profesión, ya listo para recuperar su PZL M18B”, añadió Bismar Hernández.

Tras el “susto de su vida”, el piloto cubano aseguró que “no sentí miedo al caer, me asusté en tierra ya, pero listo para la pelea”.

Este tipo de avionetas, de origen soviético, se utilizan en Cuba para la fumigación de cultivos, entrega de prensa y paquetes en comunidades rurales y de difícil acceso y también para sofocar pequeños incendios. La mayoría de estas aeronaves siguen en vuelo por el empeño de sus pilotos, que remiendan una y otra vez los aparatos.

Pérez Sánchez había participado en el intento de sofocación por aire del incendio que afectó por varios días la Base de Supertanqueros de Matanzas y por ese tiempo había revelado a la prensa local que “es lo que nos toca por la profesión; miedo no hay; tensión, sí, porque para mí apagar el incendio es el vuelo más difícil que hacemos nosotros”.

Según el reporte oficialista, un grupo de investigación especializado en estos temas inspecciona la avioneta siniestrada para confirmar el porqué de la falla en pleno vuelo. También indicaron que la aeronave podría recuperarse porque los daños no fueron tan significativos.