Skip to main content

69 cubanos desaparecieron en el mar Caribe en 2022

Los nacionales de Cuba se ubican en segundo lugar entre las personas desaparecidas en el mar Caribe, solo por detrás de Haití

Image
Velero de migrantes cubanos
USBP | Velero de migrantes cubanos

Actualizado: 25 January, 2023

 

69 balseros cubanos desaparecieron en el mar Caribe durante 2022, reportó el martes el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Los nacionales de Cuba se ubican en segundo lugar entre las personas desaparecidas en el mar Caribe, solo por detrás de Haití (80). Le siguen República Dominicana, con 56 desaparecidos, y Venezuela, con 25.

Según el comunicado oficial de la OIM, en total se registraron al menos 321 muertes y desapariciones de migrantes en las aguas del Caribe, una cifra récord en comparación con 2021, cuando se documentaron 180 casos.

Se trata del mayor número registrado desde el inicio del Proyecto Migrantes Desaparecidos en 2014.

De ese total, 66 eran mujeres, 64 eran hombres y 28 adolescentes de ambos sexos. Además, hay 163 fallecidos que no han podido ser identificados.

"Más del 51% de las personas que perdieron la vida en rutas migratorias del Caribe el año pasado no han podido ser identificadas. Esto significa que cientos de familias no cuentan con información acerca del paradero de sus seres queridos", declaró Patrice Quesada, coordinadora Regional de la OIM para el Caribe.

La causa principal de muerte fueron los ahogamientos provocados por las malas condiciones climáticas, que dificultan la navegación, y el uso de embarcaciones precarias que no son aptas para la navegación en alta mar. 

Una cantidad significativa de los incidentes registrados ocurrió en las rutas que conducen a los Estados Unidos, desde República Dominicana a Puerto Rico, desde Haití a República Dominicana y desde Venezuela a varias islas del Caribe. 

Julio César, balsero cubano y único sobreviviente de las seis personas que sufrieron un naufragio en 2021, recordó recientemente la terrible experiencia de haber migrado por esas rutas tan peligrosas. 

"La embarcación se dio vuelta cinco veces, perdimos nuestras escasas provisiones y el pánico y el frío los abrumó. El miedo te cala los huesos, la ropa termina completamente empapada, el vértigo de las olas (...). Los vi desde arriba, cuando yo estaba en la cresta de la ola, hasta que el agua se los tragó", añadió el joven cubano.

Por último, la OIM hizo un llamado a los gobiernos de países del Caribe y de todas estas rutas migratorias para que optimicen la cooperación regional y garanticen la protección y seguridad de los migrantes con independencia de su condición migratoria y en todas las instancias de sus viajes. 

"La prevención de las muertes de migrantes debe comenzar por medio de vías migratorias regulares, defendiendo el derecho de las familias a permanecer unidas y respondiendo a las necesidades de los migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad", concluyó el organismo internacional.