Skip to main content

Congresistas de EEUU piden al mayor sindicato norteamericano solidarizarse con activistas cubanos

Los congresistas, encabezados por Mario Díaz-Balart, enviaron una carta a la mayor federación de trabajadores de EEUU y Canadá en la que denuncian la persecución contra la ASIC

Actualizado: Tue, 03/07/2023 - 15:39

Un grupo bipartidista de congresistas encabezado por Mario Díaz-Balart envió una carta a la mayor federación de trabajadores de los Estados Unidos y Canadá para denunciar la persecución del régimen de La Habana contra los miembros de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC).

“Envié una carta a AFL-CIO con mis colegas para expresar nuestras preocupaciones sobre la creciente represión contra sindicalistas independientes y activistas laborales en Cuba”, informó Díaz-Balart en redes sociales.

El político cubanoamericano agregó que están “solicitando [a la central sindical norteamericana] que evalúen formas de promover la libertad de asociación y otros derechos laborales para el pueblo cubano”.

La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, fundada en 1955 y comúnmente llamada AFL-CIO, es la mayor central obrera de los Estados Unidos y Canadá. En la misiva que les enviaran los congresistas se denuncian las violaciones de derechos cometidas contra el activista cubano Iván Hernández Carrillo, líder de la ASIC, así como los casos de otros integrantes de la organización cubana.

Junto a Díaz-Balart también firmaron los miembros de la Cámara de Representantes María Elvira Salazar, Nicole Malliotakis y Carlos Giménez, por el Partido Republicano, así como los congresistas demócratas Debbie Wasserman Schultz y Jared Moskowitz.

Además, copias del documento fueron remitidas al secretario del Departamento del Trabajo, Martin J. Walsh; al director ejecutivo de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, en inglés), Damon Wilson; y a Shawna Bader-Blau, directora ejecutiva del Centro de Solidaridad, una organización sin fines de lucro alineada con la federación laboral AFL-CIO.

En días recientes las “persecuciones permanentes” contra la Asociación Sindical Independiente de Cuba también provocaron un comunicado condenatorio de parte de la Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS).

A finales de febrero la organización internacional denunció el arresto arbitrario de Hernández Carillo, secretario general de la ASIC, que fue “detenido una vez más en horas de la tarde del martes 21 de febrero, junto con [la activista] Maybell Padilla”.

Agregaron que Hernández “no solo fue detenido arbitrariamente sin causa alguna, sino torturado por espacio de cuatro horas dentro de un auto patrullero cerrado, lo desnudaron y revisaron todas sus pertenencias”.

Por su parte, el propio activista contó a ADN Cuba tras su liberación: “Revisaron todas mis pertenencias, una por una, vaciaron la mochila encima de un buró y ahí revisaron todo lo que llevaba. Después me llevaron nuevamente para el auto patrullero y ahí me mantuvieron por espacio de cuatro horas, al sol y cerrado herméticamente”.

“El descomunal operativo estuvo bajo el mando de los oficiales de la policía política Osvaldo y Yonathan, ambos bien conocidos tras los últimos actos represivos que han tenido lugar contra varios integrantes de la ASIC, como denunciamos en días pasados”, publicó la ADS en su página web oficial.


Derechos Humanos