Skip to main content

Esposas de presos políticos del 11J envían mensaje al cardenal Stella

Las mujeres explicaron la necesidad de que sus esposos estén junto a sus hijos y familia, y exigieron libertad

Image
Delanis Álvarez y Saily Núñez, esposas de presos políticos del 11J
Fotomontaje ADN Cuba | Delanis Álvarez y Saily Núñez, esposas de presos políticos del 11J

Actualizado: Sat, 02/11/2023 - 11:32

 

Las cubanas Delanis Álvarez y Saily Núñez, esposas de los presos políticos Maikel Puig y Duniesky Ruiz Cañizares, respectivamente, pidieron al cardenal Beniamino Stella, enviado del Papa Francisco a Cuba, que interceda por la liberación de los manifestantes del 11 de julio de 2021.

En un video difundido por el activista Alberto Fonseca, conocido como Albert Fonse en Twitter, las mujeres explicaron la necesidad de que sus esposos estén junto a sus hijos y familia, y exigieron libertad.

Ambas mujeres han sido acosadas por agentes de la Seguridad del Estado con el fin de silenciarlas. 

Núñez ha sido citada a interrogatorio en varias ocasiones, e incluso su hermana fue apresada. Ha reiterado el daño que la separación hace a su familia, pues el menor de sus hijos presenta problemas de salud.

En junio de 2022 Álvarez, que reside en Güines, Mayabeque, fue interrogada en una de las estaciones policiales de su municipio, al igual que Meyvol González y Delanis Álvarez, otra esposa del 11J.

El miércoles 8 de febrero Stella pidió que fueran liberados los presos políticos que participaron en las históricas protestas antigubernamentales de julio de 2021 (11J).

"El Papa desea mucho que haya una respuesta positiva [por parte del régimen cubano] (...). Es importante que los jóvenes que en un momento manifestaron su pensamiento de la forma que conocemos puedan volver a sus casas", afirmó el cardenal en declaraciones a los medios, reportó la agencia de noticias EFE.

Stella expresó, además, que es secundario que se califique su pedido como una amnistía o una clemencia, porque "las palabras pueden ser también secundarias".

El prelado comentó que durante su visita a Cuba rememoró el viaje que hiciera hace 25 años a la isla el Papa Juan Pablo II, y ha podido transmitir a las autoridades cubanas este "anhelo" de la Iglesia Católica. 

En un discurso pronunciado en la Universidad de La Habana ante el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, el cardenal también manifestó que “no se puede subordinar la libertad a ningún cálculo de intereses, coyunturas, esperando mejores tiempos”.
 


Derechos Humanos