Skip to main content

Empresa del régimen "descubre" que en La Habana venden pan con "bajo peso"

Especialistas de fiscalización y calidad de la EPIA inspeccionaron el lunes varias panaderías de la ciudad y el pan no tenía el peso aprobado de 80 gramos

Actualizado: Wed, 04/05/2023 - 11:37

La estatal Empresa Provincial de la Industria Alimentaria (EPIA) "descubrió" recientemente que la capital de la isla las panaderías venden pan "bajo peso" o fuera de la norma, cuando el cubano de a pie lleva años denunciándolo.

De acuerdo con el informe de la empresa, especialistas de fiscalización y calidad de la EPIA inspeccionaron el lunes varias panaderías de la ciudad en las que el pan no tenía el peso aprobado de 80 gramos.

"Se hace notar que el pan de la población se estuvo vendiendo con un gramaje muy parecido al del pan liberado de 50 gramos que se está ofertando a la población", añadió la EPIA.

El informe expone cuáles fueron los establecimientos con estas deficiencias: Elegante, en el municipio Cotorro;  Bombero y La Royal en Diez de Octubre; La nueva en Centro Habana; La flor en Regla; Modelo en Arroyo Naranjo y América en Marianao.

La nota difundida en redes sociales agrega que se toman "las medidas organizativas y disciplinarias con todos los implicados", aunque no revelaron la identidad de los responsables ni las sanciones aplicadas.

Por último, la empresa indicó que "se evalúa una estrategia para cambiar el formato del pan liberado de 50 gramos a una nueva formulación y gramaje de 80 gramos, previniendo que ocurran situaciones como estas".

Mientras se vende pan de mala calidad o el producto escasea en los establecimientos estatales, en el mercado informal se oferta hasta por 250 pesos una bolsa.

En septiembre pasado, el medio oficialista Cubadebate reconoció en un reportaje la oferta mínima de pan en Cuba y que los precios de este producto estaban disparados, mientras el salario mínimo en la isla es de 2100 pesos cubanos.

Según esta información, las panaderías privadas de La Habana venden una bolsa de pan a precios que oscilan entre 150 y 200 pesos cubanos.Ello sucede porque en las panaderías estatales la oferta no cubre la demanda. Muchos cubanos pasan la madrugada en colas para regresar a casa con las manos vacías.


Actualidad