Alimentos para evitar los calambres

Existen algunos alimentos para prevenir los calambres por su alto contenido en sodio, potasio, agua, entre otros nutrientes. Lee para conocer los alimentos más recomendados.
Alimentos para evitar los calambres
 

Reproduce este artículo

Los calambres son dolores musculares que no se pueden predecir y son provocados por malas posturas, compresión de los nervios o tensiones. Los calambres también pueden estar asociados con la falta de nutrientes, sin embargo, existen algunos alimentos ricos en nutrientes para prevenirlos o tratarlos.

Los calambres son contracciones musculares fuertes que se presentan en ráfagas rápidas, en cualquier parte del cuerpo, aunque mayormente se presentan calambres en las piernas. Las causas de los calambres musculares más comunes son: uso excesivo del músculo, trastornos metabólicos, deshidratación, tensión o movimientos repetitivos.

 
NUTRIENTES PARA PREVENIR LOS CALAMBRES

Calcio: es beneficioso para los músculos y los huesos, incluidos el corazón, los vasos sanguíneos y los intestinos. El consumo de alimentos con calcio como la leche, el yogur, nueces y semillas, puede reducir la probabilidad de sufrir calambres.

Sodio: algunos alimentos con sodio como el queso, la remolacha, el apio y las aceitunas,  interviene y mantiene la generación de impulsos nerviosos y la contracción muscular. 

Potasio: es vital para la función del sistema nervioso y los músculos; fuentes alimentarias ricas en potasio son los bananos, aguacates, papas, lácteos y el pescado. 

Magnesio: las nueces, semillas, cereales integrales, frutos secos y cacao son algunos de los alimentos ricos en magnesio, que pueden ayudar a prevenir los calambres y se usan para la contracción y relajación de los músculos. 

ALIMENTOS PARA LOS CALAMBRES MUSCULARES

Plátanos: son una buena fuente de potasio, magnesio y calcio, nutrientes necesarios para aliviar los calambres musculares.

Batatas (papa dulce): al igual que el banano, aportan potasio y magnesio, y seis veces más de calcio. Incluso las papas y calabazas son buena fuente de estos nutrientes y contienen naturalmente mucha agua, manteniendo el cuerpo hidratado. 

Aguacate: tiene alrededor de 975 miligramos de potasio, ayudando a que los músculos funcionen y manteniendo el corazón sano, lo que ayuda a evitar los calambres. 

Frijoles y lentejas: están llenas de magnesio y fibra, ayudando a aliviar los cólicos menstruales, así como a controlar el azúcar en la sangre y reducir los niveles de colesterol LDL (malo). 

Melones: contienen potasio, magnesio y calcio, un poco de sodio y mucha agua, por lo que comer una taza de melón después de un entrenamiento puede ayudar a evitar los calambres musculares. 

Sandía: la sandía contiene abundante líquido con aproximadamente 90 % de agua, manteniendo el cuerpo hidratado, además contiene un alto contenido de potasio. 

Leche: es una fuente natural de electrolitos como calcio, potasio y sodio, y es bueno para la hidratación. Sus proteínas ayudan a reparar el tejido muscular después de los entrenamientos, ayudando a proteger contra los calambres musculares.

Jugo de pepinillo: puede ayudar a aliviar los calambres musculares rápidamente, debido a que el jugo de pepinillo desencadena una reacción en el sistema nervioso que detiene el riesgo de calambres.

Verduras de hoja verde: son ricos en calcio y magnesio, previniendo los calambres. Su ingesta puede ayudar con los calambres menstruales. Algunos de estos alimentos son la col rizada, espinaca o brócoli

Jugo de naranja: el jugo de naranja un alto contenido de agua para la hidratación, además contiene potasio, calcio y magnesio para prevenir los calambres musculares.

Nueces y semillas: son una gran fuente de magnesio, y hay algunas que contienen calcio. Para evitar provocar calambres se puede consumir semillas de girasol y almendras. 

Salmón: en ocasiones, los calambres se pueden dar debido a una deficiencia en el flujo sanguíneo, por lo que salmón puede mejorarlo. Además, contiene potasio y sodio para los calambres musculares. Otros alimentos pueden ser las sardinas o truchas. 

Tomates: los tomates tienen un alto contenido de potasio y agua, brindando hidratación para evitar el calambre muscular

Agua: las bebidas deportivas y el agua obtenida de frutas y verduras también cuentan para la hidratación, ya que la deshidratación puede causar calambres

 
TRATAMIENTO PARA LOS CALAMBRES

Existen algunos tratamientos para ayudar a aliviar el dolor cuando se presenta un calambre, como estirar el músculo, ya que ayuda a relajar el músculo afectado o músculo acalambrado y aliviar el dolor; mantenerse hidratado, ya que la deshidratación es una causa común de los calambres; masaje en la zona afectada, ayuda a reducir la duración y severidad del dolor.