Chocolate negro: ¿Por qué es bueno consumirlo?
El cacao o chocolate negro puede proporcionar beneficios para la salud, siendo especialmente protector contra las enfermedades cardíacas. Sigue leyendo para conocer más. 
Beneficios del chocolate negro
 

Reproduce este artículo

El chocolate negro es elaborado a partir del árbol de cacao, está lleno de nutrientes que aportan beneficios a la salud, y es una buena fuente de antioxidantes que ayudan a mejorar la salud y reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca. 

Contiene una buena cantidad de fibra soluble y está lleno de minerales. Una barra de chocolate amargo de 100 gramos con 70-85% de cacao contiene hierro, magnesio, zinc, selenio, entre otros. Sin embargo, 100 gramos es una gran cantidad y no se debe consumir a diario, ya que contiene 600 calorías y cantidades moderadas de azúcar. 

El chocolate negro está cargado de compuestos orgánicos que son biológicamente activos y funcionan como antioxidantes. Estos incluyen polifenoles, flavonoides y catequinas, entre otros.

Información nutricional

Una barra de chocolate negro de 100 gramos contiene aproximadamente:

  • 604 calorías
  • 7,8 g de proteína
  • 43 g de grasa
  • 46 g de carbohidratos
  • 11 g de fibra dietética
  • 24 g de azúcar
  • 12 miligramos (mg) de hierro
  • 230 mg de magnesio
  • 3 mg de zinc

Beneficios del chocolate negro

  • Mejora el flujo sanguíneo en las arterias y provocar una reducción de la presión arterial. 
  • Reduce la susceptibilidad del LDL al daño oxidativo mientras aumenta el HDL (colesterol bueno) y mejora la sensibilidad a la insulina, por lo que puede ayudar contra la diabetes.
  • Reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca, por lo que se recomienda comer dos o más veces por semana.
  • Mejorara el flujo sanguíneo a la piel y aumentar la densidad e hidratación de la piel.
  • Aumenta la función del cerebro, que mejora significativamente la actividad cognitiva en personas mayores con deterioro mental.
  • Tiene componentes que ayudan a prevenir la depresión, contribuyendo en la mejora del estado de ánimo e impulsando el humor y la energía.
  • El cacao puede modular la respuesta inflamatoria de su sistema inmunológico.
  • Una de las sustancias químicas del cacao, la teobromina, antagoniza la actividad del nervio vago. El nervio vago es parte del cerebro y su activación puede provocar ataques de tos, por lo que el chocolate negro puede ayudar a controlar la tos. 
  • Algunas madres pueden tener riesgo de preeclampsia, cuando se corta o restringe el suministro de sangre al feto. Esto ocurre debido a la presión arterial alta, que es natural durante el embarazo, por eso, el consumo regular de chocolate puede reducir el riesgo de preeclampsia al reducir la presión arterial y ayuda a mejorar el crecimiento fetal.

¿Qué cantidad se debe consumir?

Se recomienda consumir de 20 a 30 g de chocolate negro al día. El chocolate negro con porcentajes más altos de sólidos de cacao generalmente contiene menos azúcar pero más grasa. Más cacao también significa más flavonoides, por lo que es mejor elegir chocolate amargo que incluya al menos un 70 por ciento de sólidos de cacao.

Riesgos y consideraciones

Los beneficios para la salud del chocolate negro provienen principalmente de los flavonoides presentes en los sólidos del cacao.

Sin embargo, el contenido de flavanol varía entre los productos de chocolate amargo. Los métodos de procesamiento también difieren entre los fabricantes, y esto puede afectar el contenido de flavanol del chocolate, los productos de chocolate amargo con un mayor porcentaje de sólidos de cacao generalmente deben contener más flavonoides.

Aunque el chocolate negro contiene antioxidantes y minerales beneficiosos, generalmente también tiene un alto contenido de azúcar y grasa, lo que lo convierte en un alimento muy rico en calorías.

El chocolate negro contiene grasa en forma de manteca de cacao, que se compone principalmente de grasas saturadas nocivas para la salud. Por lo tanto, las personas deberían intentar limitar su consumo de chocolate negro para evitar consumir demasiadas calorías, grasas y azúcares.