Remedios para deshacerse del dolor de cabeza
El dolor de cabeza es una afección muy común, por lo que es importante encontrar opciones de tratamiento naturales y eficaces.
Dolor de cabeza
 

Reproduce este artículo

El dolor de cabeza es una condición común que muchas personas enfrentan a diario. Existen varios tipos de dolores de cabeza, siendo los más comunes los dolores de cabeza tensionales. Los dolores de cabeza en racimo son dolorosos y ocurren en grupos, mientras que las migrañas son un tipo de dolor de cabeza de moderado a severo.

Beber agua: una mala hidratación puede provocar dolor de cabeza, pero beber agua alivia los síntomas del dolor de cabeza en un plazo de 30 minutos a tres horas. 

Tomar un poco de magnesio: el magnesio es un mineral necesario para innumerables funciones en el cuerpo, incluido el control del azúcar en la sangre y la transmisión nerviosa, además es eficaz para el dolor de cabeza.

Limitar el consumo de alcohol: el alcohol causa tensiones y dolores de cabeza en racimo en muchas personas, actúa como diurético, lo que hace que el cuerpo pierda líquidos y electrolitos al orinar con frecuencia. Esta pérdida de líquidos puede provocar deshidratación, lo que puede provocar o empeorar los dolores de cabeza.

Dormir lo suficiente: la falta de sueño puede provocar dolor de cabeza, sin embargo, dormir demasiado provoca dolores de cabeza, por lo que descansar la cantidad adecuada de descanso es importante para quienes buscan una prevención natural del dolor de cabeza. 

Evitar alimentos con alto contenido de histamina: la histamina es una sustancia química que se encuentra naturalmente en el cuerpo y que desempeña un papel en los sistemas inmunológico, digestivo y nervioso, y su consumo puede desencadenar dolores en cabeza en ciertas personas. 

Usar aceites esenciales: los aceites esenciales son líquidos altamente concentrados que contienen compuestos aromáticos de una variedad de plantas. Los aceites esenciales de menta y lavanda son especialmente útiles para el dolor de cabeza. 

Compresa fría: usar una compresa fría puede ayudar a reducir los síntomas del dolor de cabeza, su uso en el cuello o el área de la cabeza disminuye la inflamación, ralentiza la conducción nerviosa y contrae los vasos sanguíneos, todo lo cual ayuda a reducir el dolor de cabeza. 

Té o café: beber bebidas que contienen cafeína, como té o café, puede brindar alivio para el dolor de cabeza. La cafeína mejora el estado de ánimo, aumenta el estado de alerta y contrae los vasos sanguíneos, teniendo un efecto positivo sobre los síntomas del dolor de cabeza.

Acupuntura: la acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china que consiste en insertar agujas finas en la piel para estimular puntos específicos del cuerpo, y ayuda a reducir los síntomas del dolor de cabeza. 

Yoga: el yoga es una excelente manera de aliviar el estrés, aumentar la flexibilidad, disminuir el dolor y mejorar la calidad de vida en general. Practicar yoga ayuda a reducir la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza.

Remedios a base de hierbas: ciertas hierbas, como la matricaria y la petasita, pueden reducir los síntomas del dolor de cabeza. 

Té de jengibre: la raíz de jengibre contiene muchos compuestos beneficiosos, incluidos antioxidantes y sustancias antiinflamatorias. Además, el jengibre ayuda a reducir las náuseas y los vómitos, síntomas comunes asociados con los dolores de cabeza intensos. 

Hacer un poco de ejercicio: una de las formas más sencillas de reducir la frecuencia y la gravedad de los dolores de cabeza es realizar actividad física.