Remedios naturales para los cálculos renales
Conoce algunos remedios caseros y naturales que sirven para evitar el desarrollo de los cálculos renales, eliminarlos o disminuir los síntomas.
Remedios para los cálculos renales
 

Reproduce este artículo

Los cálculos renales, conocidos también como piedras o urolitiasis, son depósitos duros de minerales y sales, que se forman en los riñones cuando la cantidad de sustancias que forman cristales, como el calcio, el oxalato y el ácido úrico ,en la orina es mayor de la que pueden diluir los líquidos presentes. 

La carne de res y cerdo, los pescados y mariscos, el pollo, especialmente las vísceras, los huevos, la leche, el queso y otros productos lácteos, son los principales alimentos de pueden producir cálculos renales.

Para determinar el tiempo de expulsión de forma natural, depende del tamaño, el tipo, la ubicación y la causa del cálculo renal, por lo que puede durar de cuatro a seis semanas, de no ser así, habría intervención médica o quirúrgica.

Los cálculos tienen que viajar a través del tracto urinario para salir del cuerpo, lo que se conoce como la eliminación de los cálculos renales, algo que puede resultar bastante doloroso.

SÍNTOMAS

Es poco probable que los cálculos renales de tamaño muy pequeño produzcan algún síntoma y se pueden eliminar sin ningún problema, sin embargo, cuando son medianos o más grandes pueden ocasionar: 

  • Dolor en el abdomen o la ingle (en algunos casos, los hombres pueden presentar dolor en los testículos)
  • Temperatura elevada (fiebre)
  • Sudor excesivo
  • Sentirse enfermo y/o con náuseas
  • Sangrado en la orina
  • Infección urinaria 

TIPOS DE CÁLCULOS RENALES

Los cálculos renales vienen en una variedad de tamaños, formas y colores. Los más pequeños pueden ser como granos de arena, mientras que los más grandes, en casos raros, pueden crecer hasta el tamaño de una pelota de golf. Los principales tipos de cálculos renales son: 

  • Cálculos de calcio, que es el más común de los cálculos
  • Cálculos de estruvita, generados ​​por una infección urinaria u otro tipo
  • Cálculos de ácido úrico, causados ​​por una gran cantidad de ácido en la orina

REMEDIOS CASEROS

Antes de consumir cualquier remedio casero, se recomienda hablar primero con un médico, especialmente para las personas con afecciones médicas preexistentes o que están tomando medicamentos, para evitar otros tipos de riesgo. 

Si toma antibióticos, diuréticos, medicinas para regular la presión arterial, el colesterol y medicamentos para el hígado, se recomienda beber abundante agua, ya que suelen interactuar negativamente con remedios herbales y naturales.

Zumo de limón

Los limones contienen citrato, un compuesto que ayuda a descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento. Para eliminar los cálculos renales pequeños, se recomienda beber dos veces al día 5 onzas de zumo de limón, preferiblemente exprimido en casa, el primero en ayunas y el otro un par de horas antes de la cena.

Albahaca

La albahaca contiene compuestos que ayudan a estabilizar los niveles de ácido úrico, lo que dificulta la formación de cálculos renales; además, contiene ácido acético, un químico que ayuda a disolver los cálculos. Se recomienda tomar una cucharada de extracto o zumo puro de albahaca al día para prevenir y tratar los cálculos renales. 

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana contiene ácido cítrico que puede ayudar a disolver los depósitos de calcio. Se recomienda tomar dos cucharadas de vinagre de manzana puro mezclado con 8 onzas de agua para reducir los síntomas de los cálculos renales y prevenir su desarrollo.

Trigo verde

El zumo de trigo verde tiene antioxidantes que pueden ayudar a expulsar minerales y sales del tracto urinario, evitando que se cristalicen en cálculos renales. Se recomienda consumir de 2 a 8 onzas de extracto puro o zumo al día. 

Tallo de apio

El apio contiene antioxidantes y compuestos conocidos por incrementar la producción de orina, reduciendo la probabilidad de desarrollar cálculos renales. Se recomienda consumir uno o dos tallos de apio diariamente para tratar los síntomas de cálculos renales.

Caldo de habichuelas

Las habichuelas contienen una gran cantidad de magnesio que ayuda a reducir los cálculos renales y sus síntomas. Se recomienda hervir las habichuelas de 5 a 6 horas y dejarlo reposar para beber el caldo durante el día. 

Aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva es un aceite espeso que puede ayudar a facilitar la eliminación de los cálculos renales al lubricar el tracto urinario con 5 onzas de aceite a primera hora de la mañana y luego la misma cantidad por la noche. 

Zumo de granada

Las granadas tienen propiedades astringentes y antioxidantes que reducen las posibilidades de desarrollar cálculos renales y facilitan su eliminación. Se puede comer sus semillas o beber el zumo para eliminar los cálculos. 

Extracto de diente de león

El diente de león contiene compuestos que incrementan la producción de bilis y orina, lo que ayuda a eliminar los desechos del cuerpo. Se recomienda tomar diariamente de 3 a 4 tazas en forma de té o zumo, o 500 mg de extracto para prevenir la formación de los cálculos y/o aliviar los síntomas.

RIESGOS

Los hombres son más propensos a desarrollar cálculos renales que las mujeres. Algunos alimentos y compuestos deshidratantes, como el azúcar, la sal y el alcohol, pueden provocar el desarrollo de cálculos renales, por lo que las personas que tengan un alto riesgo de desarrollar cálculos renales deberán evitar consumir:

  • Espinacas
  • Almendras
  • Ruibarbo
  • Okra
  • Remolacha
  • Papas fritas
  • Frituras
  • Mantequillas de nueces
  • Hojuelas de salvado

PREVENCIÓN

La manera más óptima de prevenir los cálculos renales es beber aproximadamente 3 litros de agua o de líquidos durante el día, todos los días, como por ejemplo:

  • Bebidas como el , el café y jugo de fruta
  • Agregar jugo de limón fresco al agua
  • Evitar las bebidas gaseosas o altas en azúcar

¿CUÁNDO RECURRIR A UN MÉDICO?

Una persona debe buscar atención médica inmediata si se presenta un dolor intenso en la parte inferior del abdomen o en los genitales, ya que se puede dañar los tejidos urinarios que requieren cirugía inmediata. Cuando presente alguno de los siguientes síntomas, debe recurrir al médico:

  • Dolor abdominal bajo o persistente en la parte inferior de la espalda que dura más de 4 semanas
  • Fiebre o escalofríos
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Sangre en la orina
  • Pérdida de consciencia
  • Dolor al orinar
  • Orina turbia o maloliente

Mantener un peso saludable con una dieta adecuada, rica en alimentos nutritivos y fibra, se considera esencial para la prevención de los cálculos renales y su tratamiento.

Mantener la orina limpia ayuda a evitar que los productos de desecho se concentren demasiado y formen cálculos. Entre más oscura la orina, más concentrada está, por lo que se recomienda tomar más que todo agua para prevenir el desarrollo de los cálculos renales.