Consejos para eliminar el mal olor vaginal

Un olor vaginal fuerte puede ser un signo de un problema mayor, para reducir estos olores pruebe con los siguientes tratamientos caseros. 
Consejos para eliminar el mal olor vaginal
 

Reproduce este artículo

Las vaginas tienen olores naturales y cada olor de cada mujer es diferente. De vez en cuando ocurre un olor inusual, incluso cuando se cuida bien el cuerpo y vagina es posible experimentar olores desconocidos, pero los olores persistentes o fuertes no son normales. 

El olor típico de una vagina sana se puede describir mejor como "almizclado" o "carnoso". Un ciclo menstrual puede provocar un olor ligeramente "metálico" durante unos días. El coito puede cambiar el olor temporalmente.

La vagina se limpia por sí sola de forma natural y puede mantener un pH saludable. Los olores fuertes, la picazón, la irritación y la secreción inusual son signos de que puede haber algo más que un olor vaginal inusual. 

Las causas comunes de los olores vaginales anormales incluyen:

  1. Vaginosis bacteriana, una infección causada por el crecimiento excesivo de bacterias
  2. Tricomoniasis, una infección de transmisión sexual causada por un parásito
  3. Un tampón dejado en su lugar durante demasiado tiempo
  4. Mala higiene

Sin embargo, a veces se puede necesitar un poco de ayuda para deshacerse del mal olor, algunas técnicas incluyen:

  • Practicar una buena higiene

Un paño suave ayudará a eliminar la piel muerta, el sudor y la suciedad, y se recomienda usar un jabón suave en el exterior. Dentro de los labios, el área es mucho más sensible y el jabón a menudo quema e irrita. Dejar que el agua corra sobre el área suele ser suficiente para mantener limpios los labios alrededor de la vagina.

  • Utilizar solo productos desodorizantes para exteriores

Si desea usar aerosoles o perfumes, utilícelos solo en la parte exterior de los labios, no cerca de la vagina, y no los inserte ya que pueden alterar su química natural y provocar problemas mayores.

  • Cambiar la ropa interior 

Si usa seda o poliéster, cambie la ropa interior a 100 % algodón, ya que es transpirable y hace un excelente trabajo eliminando el sudor y los fluidos de su cuerpo. El exceso de humedad puede alterar los niveles de bacterias naturales y provocar infecciones.

  • Usar ropa holgada

Las correas y los encajes no son las mejores opciones de ropa para una buena higiene femenina, por lo que se debe tener especial cuidado con la ropa para dormir, además, se debe evitar la ropa interior ajustada, pantimedias y fajas.

  • Producto de pH

Algunos productos pueden restaurar el pH natural de la vagina. Si prueba uno y el olor persiste o empeora, programe una cita con su médico. Es posible que deba usar un producto diferente o puede que necesite ver a su médico por una infección tratable.

  • Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales tienen propiedades antimicrobianas y antifúngicas que pueden ayudar a reducir y eliminar las bacterias. No se debe aplicar los aceites esenciales directamente sobre la piel sin diluirlos primero en un aceite portador. Incluso los aceites esenciales diluidos pueden irritar el área vaginal.

  • Remojar en vinagre

Los baños y duchas calientes frecuentes pueden alterar el pH natural, pero un tipo de baño puede ser útil. Vierta una taza o dos de vinagre de sidra de manzana en un baño tibio y remoje durante 20 minutos. El vinagre puede reducir naturalmente las bacterias.

  • Mantener un peso saludable

A menudo, el "olor vaginal" no proviene en absoluto de la vagina. El exceso de carne alrededor de los pliegues y la parte interna de los muslos debido al sobrepeso puede ser un ambiente propicio para las bacterias.

  • Cambiar a tampones o copa menstrual

Las compresas sanitarias presentan con frecuencia un olor más notorio. Intente cambiar a una copa menstrual o tampón durante su período, pero asegúrese de cambiarlos con frecuencia.

  • Usar condón y orinar después del sexo

El semen puede irritar la vagina y producir olor o secreción. Evite usar una ducha vaginal después del sexo. Simplemente orine para eliminar las sustancias extrañas.

  • No ducharse

Las duchas vaginales se refieren a lavar la vagina con agua u otros líquidos. Es una práctica bastante común, pero los médicos no la recomiendan. Las duchas vaginales pueden provocar infecciones vaginales. Además, si ya tiene una infección, las duchas vaginales pueden empujar las bacterias hacia el útero, las trompas de Falopio o los ovarios. 

¿Cuándo ir al médico? 

Cuando el olor es más fuerte de lo normal y parece volverse más fuerte, y viene acompañado de síntomas inusuales, se recomienda ir al médico, estos síntomas incluyen picor, ardor, descarga, irritación o dolor. Asimismo, cuando se presenta un olor a “pescado” puede ser un síntoma de infección vaginal. Una infección no tratada puede afectar la capacidad para quedar embarazada más adelante. 

El flujo vaginal es normal, pero un aumento en la secreción o que los líquidos ya no son blancos o translúcidos, significa que es posible que tenga una infección. La picazón ocasional también es normal, pero si desarrolla una picazón frecuente o una que es dolorosamente irritante, es posible que esté experimentando signos de un problema mayor.

¿Cómo prevenir futuros olores? 

Una vez que elimine el olor vaginal inusual, tenga en cuenta estos consejos para prevenir otro problema más adelante:

  • Consumir probióticos: son bacterias beneficiosas que pueden ayudar a mantener el equilibrio del pH de la vagina.
  • Mantener una dieta saludable: muchas frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras contribuye a un cuerpo sano.
  • Mantenerse hidratado: beber mucha agua puede ayudar a la salud general de la vagina al fomentar la sudoración saludable y la liberación de líquidos.
  • Evitar las duchas vaginales y los exfoliantes: estas duchas eliminan las bacterias buenas. Deje que el cuerpo calcule las proporciones de bacterias y omita estos lavados antinaturales.
  • Lavar el área genital antes y después del coito: el sexo introduce bacterias, así como sustancias extrañas como lubricantes y espermicidas de los condones. Lávese antes y después del sexo para ayudar a mantener los niveles de bacterias naturales.
  • Eliminar la ropa ajustada: la ropa demasiado ajustada no deja respirar la vagina y el área de la ingle. Obtener suficiente oxígeno es vital para una buena salud vaginal.
  • Usar bragas de algodón: éstas eliminan el exceso de humedad del sudor o la secreción. Las telas sintéticas no son tan buenas en esto.