Remedios caseros para la fiebre

Existen distintas maneras de reducir la fiebre naturalmente. Sigue leyendo para conocer algunos remedios caseros para la fiebre.
Remedios caseros para la fiebre
 

Reproduce este artículo

Cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 37 °C, se considera que una persona tiene fiebre, siendo un signo común de infección. Al aumentar la temperatura corporal, es posible que la persona sienta frío hasta que se estabilice y deje de aumentar, comúnmente conocido como escalofríos. 

Sin embargo, aspectos como hacer ejercicio, dormir, permanecer en el sol y otros factores, también pueden influir en la temperatura corporal. Asimismo, cuando existe una infección, el cuerpo eleva la temperatura, debido a que el sistema inmunológico trata de eliminar la infección. 

SÍNTOMAS

     Una persona con fiebre puede presentar algunos síntomas diferentes, aunque no ocurre igual en todas las personas. Estos síntomas pueden ser: 

    • Temblor y sentir frío
    • Sudor 
    • Poco apetito
    • Signos de deshidratación
    • Dolor de cabeza
    • Mayor sensibilidad al sol
    • Falta de energía y mantener con sueño
    • Dificultad para concentrarse
    • Dificultad para respirar

    Cuando se presenta la fiebre alta, puede existir el riesgo de irritabilidad, confusión, delirio y convulsiones. En el caso de bebés o niños pequeños, la fiebre se puede percibir mediante el tacto, las mejillas enrojecidas o sudoración corporal.

    ¿CUÁNDO LLAMAR AL MÉDICO?

    La fiebre se clasifica de acuerdo a la duración o qué tan alta es. Para muchos expertos, la temperatura de 38 °C se considera fiebre en adultos, y en los niños cuando la temperatura es de 37,5 °C aproximadamente.

    Sin embargo, cuando la temperatura corporal de una persona es igual o superior a 41,1 °C, es conocida como hiperpirexia, provocando complicaciones por lo que es necesario acudir al médico. 

    En cuanto a la duración de la fiebre, se considera aguda si dura menos de 7 días, subaguda hasta 14 días y crónico o persistente si dura más de los 14 días; cuando la fiebre dura varias semanas y no existe explicación, se le denomina como fiebre de origen desconocido. 

    ¿CÓMO TOMAR LA TEMPERATURA?

       La mayoría de las personas utilizan el termómetro digital para tomar la temperatura del cuerpo, pero no se recomienda utilizar el termómetro de vidrio ya que puede ser peligroso; otras personas usan tiras para la frente pero suelen ser menos precisas. 

      Para tomar la temperatura se puede colocar el dispositivo debajo del brazo o en la boca, para ello:

      1. Limpie la punta con agua fría y jabón, y enjuague 
      2. Encienda el termómetro digital
      3. Coloque la punta debajo de la lengua, hacia la parte posterior de la boca y cierre la boca, o colóquelo debajo de la axila y sostenga el dispositivo cerca del cuerpo
      4. Espere hasta que el termómetro de el aviso
      5. Finalmente, lea la temperatura

      Dentro del margen de error, la temperatura normal de la axila es alrededor de 0.3 a 0.5 ° C más baja que la temperatura oral.

      CAUSAS

         Algunos de los factores o causas por la que se produce la fiebre pueden ser:

        • Infecciones (gripe, varicela, neumonía)
        • Artritis reumatoide
        • Deshidratación
        • Silicosis (enfermedad pulmonar)

        REMEDIOS CASEROS PARA LA FIEBRE

        Algunos remedios caseros utilizados por la mayoría de las personas y recomendadas por expertos para reducir la fiebre alta son: 

        • Albahaca

        La albahaca es una hierba eficaz para bajar la fiebre rápidamente; para ello: tome 20 hojas de albahaca y colóquelas a hervir, agregue 1 cucharadita de jengibre triturado, hierva hasta que la solución se reduzca hasta la mitad, agregue un poco de miel y beba dos o tres veces al día durante tres días para obtener la mejora. 

        • Ajo

        El ajo tiene muchas propiedades antibacterianas que pueden reducir la fiebre alta al promover la sudoración: triture un diente de ajo y agréguelo a una taza de agua caliente, deje reposar durante 10 minutos, cuele y beba dos veces al día hasta obtener mejores resultados.

        • Jengibre

        Esta hierba perenne tiene elementos antivirales y antibacterianos naturales que ayudan a mejorar la fiebre y reforzar la inmunidad: agregue 1 1/2 cucharadita de jengibre rallado a 1 taza de agua hirviendo, luego, agregue un poco de miel para darle sabor y beba tres o cuatro veces al día, o también: mezcle 1 1/2 cucharadita de jugo de jengibre, 1 cucharadita de jugo de limón y 1 cucharada de miel y beba dos o tres veces al día para obtener una mejora. 

        • Hojas de cilantro

        Colocar un puñado de hojas de cilantro en una licuadora con aproximadamente 1/3 de taza de agua, bien mezcladas y coladas, puede ayudar a aliviar los síntomas de la fiebre; tome dos cucharadas tres veces al día.

        • Uvas

        En 1 taza de jugo de uva, agregue 1/2 cucharada de comino, 1/2 cucharada de hinojo y 1/2 cucharada de polvo de sándalo y beba una vez al día para ayudar a aliviar la fiebre.

        • Vinagre de sidra de manzana

        Este vinagre funciona como un remedio eficaz para la fiebre, ya que las vitaminas y minerales ayudan a reponer el cuerpo con minerales, que a menudo dan paso a las toxinas:  mezcle 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y 1 cucharada de miel en un vaso de agua y beba el brebaje al menos dos o tres veces al día para obtener mejores resultados.

        • Baño de esponja

         Pasar una esponja con agua fría en áreas muy calientes como las axilas y la ingle puede ayudar a reducir la temperatura a medida que el agua se evapora. Colocarse paños húmedos y fríos en la frente y la nuca también ayuda a reducir la fiebre

        • Baño de agua tibia

        En un baño de agua tibia, esta temperatura se siente fría cuando una persona tiene fiebre, ayudando a bajar la temperatura corporal. No se debe intentar bajar la fiebre rápidamente sumergiéndose en agua fría, ya que envía sangre a los órganos internos, calentándolos en lugar de enfriarlos.

        • Pimienta de cayena

        Espolvorear pimienta de cayena en los alimentos ayuda a reducir la fiebre, debido a que uno de sus componentes principales es la capsaicina, un ingrediente demasiado picante, provocando el sudor y promoviendo la circulación sanguínea rápidamente.

        • Beber agua

        La hidratación es un aspecto importante durante la fiebre, beber de 8 a 12 vasos de agua (aproximadamente 3 litros de agua) al día o lo suficiente para palidecer la orina para combatir los episodios de la fiebre, en especial si se presenta vómito o diarrea. 

        Otras opciones son el jugo de naranja por su vitamina C o bebidas deportivas como el Gatorade, y si desea, complemente con caldos o sopas, gelatinas e infusiones, moringa, fresno, salvia o jengibre.

        • Enfriar los pies

        Mantener los pies fríos ayuda a reducir la temperatura corporal, favoreciendo la circulación y mejorando el sistema inmunológico. Uno de los métodos más populares es remojar los calcetines: sumerja los pies en agua caliente, remoje un par de calcetines en agua fría, escúrralos y colóqueselos, y encima utilice otros calcetines secos.

        MEDICAMENTOS PARA BAJAR LA FIEBRE

          Existe una larga lista de medicamentos para bajar la fiebre, pero los más comunes y más usados para reducir la temperatura corporal son:

          • Paracetamol
          • Tylenol
          • Ibuprofeno
          • Advil
          • Aspirina
          • Naproxeno

          Asimismo, cuando un niño tiene fiebre, los medicamentos más utilizados son los siguientes: 

          • Tylenol para niños
          • Motrin infantil
          • Advil niños
          • Actimol infantil