Régimen cubano no logra controlar la pandemia: Aumentan casos de COVID-19 en Las Tunas

Este 27 de agosto el reporte diario de casos de coronavirus en Cuba mostró un leve repunte en comparación con días precedentes: 47 nuevas incidencias, para un total de 3806
Coronavirus en Las Tunas
 

Reproduce este artículo

Cuatro nuevos casos positivos de Covid-19 fueron diagnosticados al cierre de este 26 de agosto en la provincia Las Tunas, según se informó en el parte diario que ofrece el Ministerio de Salud Pública en la habitual conferencia de prensa.

Son un hombre de 39 años y tres jóvenes, de 13, 21 y 22 años, todos residentes en el municipio capital, que lleva el mismo nombre de la provincia. Esta provincia oriental no identificaba casos desde hacía meses, lo que confirma la preocupación del gobierno y la sociedad cubana por el rebrote del virus en curso desde inicios de agosto.

Este 27 de agosto el reporte diario de casos de coronavirus en Cuba mostró un leve repunte en comparación con días precedentes: 47 nuevas incidencias, para un total de 3806, a más de cinco meses del inicio de la pandemia.

Hay 1024 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia y, de ellas, 517 están confirmadas con la enfermedad. Se reportan seis pacientes en estado crítico y 15 en estado grave.

En el último mes, las provincias más afectadas con esta segunda ola del virus han sido La Habana, Artemisa, Villa Clara y Pinar del Río, por lo que en determinados barrios y zonas existen cuarentenas obligatorias.

El pasado 11 de marzo se confirmaron los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba, con tres turistas de visita en el país, según datos del Minsap. 

A finales de junio comenzó la reapertura de la isla por etapas: primero en provincias y luego en la capital, sin embargo, semanas después se vio un incremento de casos.

Hasta la fecha, todas las provincias, salvo La Habana, se encuentran en fase III de apertura, pero decenas de barrios se encuentran en confinamiento, debido a la incidencia de COVID-19.

Desde el pasado 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero Cruz, anunció la suspensión total de los vuelos a la Isla, lo que significa que ni los cubanos ni extranjeros residentes pueden entrar al país, salvo situaciones excepcionales.

Sin embargo, desde el 1 de julio, el régimen, en busca de liquidez, abrió los aeropuertos de los cayos para recibir turistas. A ellos no se les exige prueba PCR negativa, sino que está será realizada a su llegada, y si son positivos, se les atenderá, cobrándoles, por supuesto.