Usos y beneficios de la caléndula para proteger la piel

La caléndula es una planta con grandes aportes a la salud; sigue leyendo para conocer sus usos y beneficios.
Beneficios de la caléndula para proteger la piel
 

Reproduce este artículo

La caléndula es una planta perteneciente a la familia Asteraceae, muy conocida por su variedad de uso en diferentes dolencias, principalmente aquellas que afectan la piel, como la curación de heridas. La parte medicinal de la planta se encuentra en la flor de color naranja y amarillo.

Los coloridos pétalos son ricos en flavonoides, compuestos naturales que se encuentran en vegetales y frutas, que aportan beneficios antiinflamatorios, antitrombogénicos, antidiabéticos, anticancerígenos y neuroprotectores.

Es una planta que crece anualmente y es fácil de cultivar en suelos moderadamente fértiles, bien drenados y a pleno sol. Se puede plantar en parterres, jardines o macetas. Las hojas fragantes atraen mariposas y los pétalos se pueden consumir y usar en la cocina.

El aceite de caléndula se elabora infundiendo las flores en un aceite portador (como el aceite de oliva o el aceite de coco), y se puede usar sólo o como ingrediente en ungüentos, bálsamos, cremas o lociones; el aceite también se puede producir en forma de tintura, té o cápsula.

BENEFICIOS

La caléndula puede ser efectiva para tratar una variedad de dolencias que afectan la piel como infecciones, hongos dermatitis, heridas, infecciones vaginales por hongos y otras afecciones de la piel.

También es utilizado para disminuir el dolor y la inflamación, y para tratar el cáncer, especialmente para los efectos secundarios relacionados con el tratamiento, como la radiación. 

La caléndula puede ser utilizado como protector solar para proteger de los rayos UV, o simplemente se puede utilizar como un humectante. 

Los ácidos contenidos en los aceites de esta planta tienen potentes efectos antimicrobianos y antivirales, especialmente cuando están fortificados con aceite de girasol.

Los beneficios que aporta la caléndula y su aceite sirven para tratar:

  • Heridas, úlceras por presión y hemorroides
  • Eczema, dermatitis del pañal y otras afecciones de la piel
  • Vaginosis bacteriana e infecciones vaginales por levaduras
  • Dermatitis por radiación
  • Espasmos musculares
  • Calambres del síndrome premenstrual
  • Inflamación de las encías, gingivitis, caries, placa y bacterias
  • El cáncer y la irritación de los tratamientos

TÉ DE CALÉNDULA

Se pueden obtener los beneficios de la planta secando los pétalos, se pueden usar para remojar el té o hacer aceites. Para preparar el té deberá:

  1. Calentar el agua a fuego alto
  2. Agregar flores secas a un infusor de té o un recipiente 
  3. Vertir el agua caliente sobre las hojas y dejar reposar durante 10 minutos 
  4. Colar y agregar una adición al gusto (canela, vainilla, miel)

ALMACENAMIENTO

Si compra el producto, fíjese en la fecha de vencimiento y almacene los productos en un lugar seco, oscuro y libre de humedad. 

Si desea almacenar los pétalos secos, use un recipiente hermético; para almacenar un aceite, tintura o crema que contenga caléndula, guárdelo en un recipiente hermético y manténgalo en un lugar fresco y seco.

COSECHAR LA CALÉNDULA

La caléndula es una planta que crece fácilmente en cualquier lugar donde se plante; en climas más cálidos florece todos los meses, por lo que se debe recoger las flores a la misma altura de su floración, en el calor del mediodía cuando todo el rocío se haya evaporado. Las flores se pueden cosechar aproximadamente cada tres días, debido a que la planta cultiva más flores cuando éstas se cosechan. 

Se recomienda elegir las flores solo si se va a usar la planta con fines medicinales, extendiendo las flores sobre un paño de cocina o papel, para que se sequen por completo y sin lavarlas, sin contacto directo con la luz solar. 

EFECTOS SECUNDARIOS 

  • Puede causar una reacción alérgica en personas con alergias a la ambrosía, margaritas o plantas de la familia Asteraceae.
  • Puede afectar los niveles hormonales e inducir la menstruación en mujeres en embarazo o en período de lactancia. 
  • Las personas que tomen medicamentos o estén programadas para una cirugía, deben analizar primero el uso de caléndula con un médico.

Los pétalos de la flor de caléndula son comestibles y tienen un sabor ligeramente dulce y picante; también se han utilizado como colorante para pintar lanas y otras telas; y su aceite se ha usado como fragancia en perfumes, cremas, champús o gel.

Lea también