¿Qué frutas debo evitar si tengo diabetes?
Es un mito que los pacientes con diabetes deben evitar comer todas las frutas, simplemente se debe disminuir la porción de la frutas dulce a un tamaño más modesto al momento de consumir.
Frutas que debe evitar una persona con diabetes
 

Reproduce este artículo

Hay muchos alimentos que se recomienda evitar a las personas con diabetes, estos incluyen algunas frutas. Las frutas, en general, siempre se han considerado saludables, pero puede haber algunas que tengan efectos adversos en las personas con diabetes.

Las personas con diabetes experimentan niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia) después de consumir carbohidratos, y requieren medicación para ayudar a su cuerpo a responder mejor a la insulina o inyecciones de insulina. Es un mito que los pacientes con diabetes deben evitar comer todas las frutas, por lo que no necesariamente se deben evitar todas, sino solamente la cantidad (porciones) de frutas dulces al momento de consumir.

Piñas: la piña tiene un alto contenido de azúcar, contiene aproximadamente 16 gramos de azúcar por taza. Las piñas que vienen enlatadas y sumergidas en almíbar pesado contienen hasta 51 gramos de carbohidratos por una taza de porción. Puede reducir el tamaño de la porción cubriendo un parfait de yogur con piña cortada en cuadros pequeños, además, se recomienda evitar cualquier otro carbohidrato adicional junto con las piñas. 

Arándanos y pasas: las frutas secas se concentran más en azúcar y pueden contener más de cuatro veces más carbohidratos que las frutas frescas. Los arándanos rojos son bajos en azúcar, pero una vez que son secados y se les agrega edulcorantes, deja de ser una opción saludable para las personas con diabetes. Puede usarlos como acompañante de la avena o en una ensalada. Una taza de pasas contiene 115 gramos, en su lugar, opte por las uvas o disfrute de una pequeña porción con un puñado de almendras para equilibrar el azúcar.

Naranjas y mandarinas: las naranjas tienen un buen contenido de agua en comparación con otras frutas, una naranja cruda tiene alrededor de 16 gramos de carbohidratos, de los cuales alrededor de 9 gramos son azúcar, cuanto más grande es la naranja, mayor es la ingesta de carbohidratos, lo que resulta en un aumento de azúcar en la sangre. Mientras que una taza de mandarina contiene más de 20 gramos de azúcar, por eso se recomienda consumir una pequeña porción. 

Mangos: una taza de mango contiene 23 gramos de azúcar, los mangos también tienen un alto perfil de carbohidratos. Por lo tanto, el alto contenido de azúcar y carbohidratos en los mangos los hace muy propensos a aumentar los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes. Si un paciente diabético incorpora mangos en su dieta, se recomienda que evite consumir mangos por la tarde o por la noche. También se recomienda evitar comer mangos si ya tiene niveles altos de azúcar en la sangre. Si un paciente diabético está considerando comer mangos, entonces debería considerar eliminar otros carbohidratos, como el pan o la pasta, de su dieta.

Cerezas: una taza de cerezas contiene 20 gramos de azúcar, hay dos tipos de cerezas, cerezas dulces y agrias (agrias), que pueden tener diferentes impactos en el azúcar en sangre. Las cerezas ácidas tienen menos carbohidratos en comparación con las cerezas dulces. Una taza de guindas proporciona alrededor de 19 gramos de carbohidratos, lo que equivale a alrededor de 5 cucharaditas de azúcar. Una taza de cerezas dulces, por otro lado, contiene aproximadamente 25 gramos de carbohidratos, lo que equivale a más de 6 cucharaditas de azúcar.