Remedios caseros para la fatiga

La fatiga significa un cansancio abrumador que afecta los niveles de energía, la productividad y la capacidad de disfrutar la vida. Si desea aumentar sus niveles de energía, pruebe estos remedios naturales para la fatiga.
Fatiga
 

Reproduce este artículo

La fatiga es una sensación de cansancio debido a un esfuerzo que puede ser tanto mental como físico; no es solo la sensación de agotamiento que uno siente después de hacer algo extenuante, sino cuando está cansado todo el tiempo y pareciera que no puede recuperarse. 

Las razones más comunes de la fatiga incluyen estrés, actividad física excesiva, falta total de actividad, aburrimiento, depresión, algunas condiciones de salud (niveles bajos de azúcar en la sangre, anemia, daño al hígado, corazón o riñón), deficiencia de ciertas vitaminas y minerales. 


Remedios caseros 


Frutas y verduras: comer muchas frutas y verduras proporciona todas las vitaminas y minerales necesarios, estimulan el cuerpo con energía positiva y brindan la sensación de sentirse ligero. 

Alimentos ricos en proteínas: consumir alimentos ricos en proteínas como lácteos, legumbres y cereales, fortalecen los músculos. Tomar ¼ de taza de proteínas todas las mañanas ayuda a reducir la fatiga. 

Dátiles: dos o tres dátiles hervidos en leche durante 8 a 10 minutos ayudan a eliminar la fatiga. 

Plátano: se recomienda comer dos plátanos maduros todos los días, ya que contienen muchos nutrientes estimulantes. 

Almendras: consumir una bebida elaborada con una mezcla de almendras, higos y leche tibia ayuda a aliviar la fatiga al instante. 


Remedios herbales


Raíz ártica: reduce las hormonas del estrés y ayudan a su cuerpo a afrontar mejor el estrés, eliminando así una de las principales causas de la fatiga.

Valeriana: trata la fatiga crónica ayudándote a dormir bien por la noche, lo que permite que tu cuerpo se repare y se prepare para un nuevo día.

Extracto de regaliz: puede aumentar los niveles de energía gracias a un compuesto antiinflamatorio que eleva los niveles de sodio en el torrente sanguíneo, lo que conduce a una mayor presión arterial y, en consecuencia, más energía.

Suplementos verdes: contienen antioxidantes que ayudan a prevenir el estrés oxidativo, estimulan su sistema inmunológico y previenen el dolor y la tensión muscular que a menudo experimentan quienes sufren de fatiga.


Alimentos que se deben evitar

 

  • Café y té
  • Alimentos fritos
  • Alimentos enlatados 
  • Comidas rápidas
  • Bebidas gaseosas y alcohol

Consejos y recomendaciones

 

  1. Disfrute de actividades que le gusten como escuchar música, caminar o trotar, para mantener la mente y el cuerpo frescos y en alerta. 
  2. No perderse el desayuno, ya que éste proporciona la energía necesaria y ayuda a mantenerlo activo durante el día. 
  3. Si tiene hambre, coma un pequeño refrigerio entre comidas, puede ser una fruta o unas galletas para mantenerse activo. 
  4. Consuma alimentos ricos en proteínas con más frecuencia, como por ejemplo productos lácteos. 
  5. Beba mucha agua.
  6. Incluya muchas frutas en su dieta, ya que contienen fructosa, que actúa como estimulante instantáneo.