Detienen a Berta Soler y Ángel Moya mientras se dirigían a sede de MSI
Los órganos represivos del régimen cubano comenzaron a detener a arbitrariamente a opositores y activistas cuando apenas restan minutos para la hora convocada por el MSI para manifestarse a favor del cambio en la isla
Detienen a Berta Soler y Ángel Moya
 

Reproduce este artículo

Como era de esperar, los órganos represivos del régimen cubano acudieron de nueva cuenta este domingo 22 de noviembre a su habitual práctica de detener arbitrariamente a opositores y activistas, cuando restan minutos para la hora convocada por el Movimiento San Isidro (MSI) para manifestarse en los parques centrales de todas las provincias cubanas a favor del cambio en la isla.

Entre los primeros detenidos están los opositores Berta Soler y Ángel Moya, quienes fueron interceptados por policías y elementos de la Seguridad del Estado cuando se dirigían a la sede del MSI para brindar su apoyo a los 14 activistas que llevan días atrincherados en el número 955 de la calle Damas, su sede principal, en La Habana Vieja, exigiendo la liberación de Denis Solís y el cese de la injusticia económica y las violaciones a los derechos humanos.

De la detención dio cuenta el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho, acosado, detenido y amenazado en varias ocasiones por los represores del régimen. “Detienen a Berta Soler Fernàndez y a su esposo Ángel Moya Acosta, cuando se dirigían a la sede del Movimiento San Isidro para brindar apoyo a los chicos”, escribió el comunicador en Facebook.

La detención de la líder de las Damas de Blanco y el reconocido opositor se produce cuando restan minutos para la hora a la que convocó el MSI a una protesta popular masiva como parte de su manifestación, la cual esperan sea un precedente en la lucha por el cambio en Cuba.

La convocatoria fue hecha la víspera por Otero Alcántara mediante un breve video en Instagram y ratificada este domingo en una conferencia de prensa por los vicecoordinadores del movimiento Michel Matos, Amaury Pacheco e Iris Ruiz.

“Convocamos mañana a las tres de la tarde a todos los cubanos de adentro y de fuera que asistan a una protesta masiva en toda Cuba en los parques centrales principales de todas las provincias. Aquí (en La Habana) sería en el Parque Central, donde está el monumento a Martí”, dijo Otero Alcántara, visiblemente demacrado por la abstinencia a ingerir alimentos y líquidos durante más de tres días hasta ese entonces.

Con su habitual “estamos conectados familia”, Otero Alcántara manifestó que siguen en la lucha. “Esto es por Cuba, por Denis (Solís), por nosotros. Los únicos que nos pueden salvar son ustedes familia. Vamos todos para la calle, vamos a luchar por una Cuba libre”, instó a sus compatriotas.

Su convocatoria ha tenido eco en otros activistas y cubanos cercanos al accionar del MSI, como el propio Valdés Cocho, quien desde su perfil de Facebook llamó a los cubanos a no permanecer impávidos ante lo que ocurre en San Isidro y pronunciarse en favor del cese de las arbitrariedades del régimen y sus continuas violaciones a los derechos humanos.

En su conferencia de prensa, el MSI instó al régimen cubano a dialogar sobre las cuestiones que motivan sus reclamos y la protesta en su sede en La Habana Vieja, donde 14 activistas, cinco en huelga de hambre y dos de ellos también de sed, permanecen acuartelados reclamando la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

Los vicecoordinadores del movimiento ratificaron la disposición del activismo para establecer vías de comunicación con el gobierno y sus instituciones para analizar el caso de Solís y lograr su liberación, así como tratar el resto de temas que motivan la protesta, cuyo sentido pacífico, auténtico y legítimo recalcaron.