Condenan a Denis Solís a ocho meses de prisión por 'desacato'
Una nota difundida por el Movimiento San Isidro reveló que Solís será transferido a la prisión de Valle Grande y que el Movimiento continuará con los pasos legales y acciones cívicas para ponerlo en libertad
Denis Solis
 

Reproduce este artículo

El Tribunal de La Habana condenó al activista opositor Denis Solís a ocho meses de cárcel durante un juicio oral sumarísimo, reveló este 16 de noviembre un comunicado del Movimiento San Isidro.

“El Movimiento San Isidro sufre por tercera vez (Maykel Castillo y Luis Manuel Otero Alcántara) el peso de la injusticia y aberración del sistema judicial cubano que criminaliza la libertad de expresión y viola los derechos humanos y constitucionales de nuestros miembros”, aclaró la nota.

El Movimiento dijo que continuaría las acciones cívicas y los pasos legales para poner en libertad al músico, por el cual varios opositores salieron desde el viernes a la calle y fueron reprimidos por agentes de seguridad del régimen, en una jornada de represión que llamó la atención de expertos, ciudadanos y la prensa independiente.

Según la nota, Solís será trasladado al centro penitenciario de Valle Grande, donde cumplirá su condena, información que fue de su conocimiento luego de interponer un recurso de habeas corpus.


El grupo de manifestantes pacíficos que salió en son de protesta para exigir la libertad de Solís estuvo integrado, entre otros, por la profesora Omara Ruiz Urquiola, el artista Luis Manuel Otero, la historiadora del arte Anamelys Ramos, y el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez. Todos fueron desalojados a golpes de la estación de policía ubicada en Cuba y Chacón —La Habana—, donde se encontraba detenido Solís.

Miembros de la sociedad civil lanzaron una exigencia de libertad a través de la plataforma Change, en la cual se aclara que su arresto fue arbitrario, que el proceso judicial no cumplió con las normas mínimas de legalidad y que esta no es la primera vez que un opositor pacífico es condenado en Cuba por disentir.

La prensa extranjera acreditada en Cuba, extrañamente, se mantuvo en silencio sobre estos acontecimientos, aunque medios independientes como Cibercuba, Diario de Cuba y 14ymedio los reportaron.

Algunas organizaciones, como la argentina Artículo 19, señalaron el hecho. “De acuerdo con los testimonios, las detenciones no tienen fundamento legal alguno. Sin embargo, actos arbitrarios como estos, han sido documentados como un patrón contra la disidencia y las voces críticas”. 

La organización pro-derechos humanos demandó al Gobierno de Cuba la liberación inmediata de las personas detenidas, garantizando su integridad física y psicológica, y su seguridad personal. “Cualquier daño que sufran las personas durante su detención es absoluta responsabilidad de las autoridades”, manifestó.

En tanto, Michael Kozak, subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, también condenó las recientes detenciones arbitrarias contra quienes no siguen el coro castrista.

“El artista Luis Manuel Otero Alcántara vuelve a ser detenido injustamente”, dijo el funcionario norteamericano en su cuenta oficial en Twitter. “El régimen cubano utiliza sistemáticamente detenciones arbitrarias para intimidar a los cubanos que se pronuncian valientemente contra los abusos”, criticó en la mencionada red social. “Solo este año, cientos han sido arrestados e interrogados por ejercer su derecho a la libertad de expresión”, añadió Kozak.