Régimen cubano distribuye manual para que la población produzca sus propios alimentos
En medio de la pandemia del coronavirus, organizaciones de control social del régimen promueven y distribuyen un manual con propaganda y consejos para que la población produzca sus propios suministros agrícolas
Captura de pantalla del reporte de televisión nacional
 

 

En medio de la pandemia del coronavirus, que agravó la profunda escasez de alimentos en Cuba, organizaciones de control social del régimen promueven y distribuyen un manual con propaganda y consejos para que la población produzca sus propios suministros agrícolas.

Un reporte del Noticiero Estelar de la Televisión Cubana, anunció este domingo el comienzo de la campaña de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), órgano barrial cuya función es el proselitismo político y delación ante las fuerzas policiales.

Ahora, según la prensa oficialista los CDR y otras instancias pertenecientes o afines al gobierno, incursionarán en la agricultura urbana y suburbana mediante un “masivo movimiento nacional de siembra en patios y parcelas, ante la urgencia de producir alimentos”.

En un “trabajo voluntario” de este domingo, Carlos Rafael Miranda, miembro del Comité Central del Partido Comunista (gobernante y único permitido) –quien oficia como “coordinador nacional” de los CDR–, presentó el boletín Desde el barrio, cultiva tu pedacito, una especie de manual rápido “que exhorta a producir y te enseña cómo hacerlo desde casa”.

Según el reportero oficialista, en la pobre isla de Cuba “existe una vasta experiencia en la agricultura familiar, urbana y suburbana, que es necesario retomar con fuerza” en tiempos de pandemia.

Pero la razón principal de mandar a que los cubanos siembren su propio condumio, cree el espía Gerardo Hernández Nordelo, es el embargo del gobierno de Estados Unidos.

El agente de la Seguridad del Estado, recién nombrado vicejefe de los CDR, achaca los problemas de alimentación a las medidas de la administración norteamericana y arremete contra EE.UU. porque supuestamente no las ha flexibilizado durante la crisis.

“Lo que se espera del imperialismo norteamericano es que arrecie más el bloqueo (…) Si han querido matarnos de hambre por más de 60 años, sin pandemia, pues ahora lo van a hacer con mucha más razón”, dice Hernández.

No menciona que el gobierno cubano ha importado miles de toneladas de pollo estadounidense este año, mientras impide el desarrollo de campesinos cubanos mediante decomisos de sus producciones.

 

 

“Estamos haciendo un llamado a producir alimentos donde quiera que sea posible, aprovechar al máximo cualquier pedacito de tierra, que las personas aporten no solo a su autoconsumo, también al consumo de los demás porque se avecinan tiempos difíciles”, dijo Gerardo Hernández, quien recientemente estuvo en el centro de la polémica por justificar los altos precios del monopolio estatal Etecsa porque según él ese dinero es “para comprar leche a nuestros niños”.

Al finalizar la jornada de “trabajo voluntario” entregaron el manual. El funcionario Carlos Rafael Miranda mencionó que “tenemos que lograr sin que sea el elemento principal, sí una producción familiar (…) aquí se explica muy bien cuáles son los principios de la soberanía alimentaria”.

El reporte informa que el proyecto será impulsado, además de los CDR, por el Ministerio de la Agricultura, delegados de la Asamblea del Poder Popular y la Federación de Mujeres Cubanas.

El régimen pretende que las familias de la comunidad trabajen en garantizar una parte importante de su alimentación básica, “bajo el estricto cumplimiento de las medidas orientadas para el enfrentamiento a la COVID-19”.