Expropian finca con laboratorio de cocaína del exembajador de Colombia en Uruguay

La Fiscalía de Colombia expropia finca del exembajador de Colombia en Uruguay por laboratorio de cocaína
Exembajador de Colombia en Uruguay Fernando Sanclemente
 

Reproduce este artículo

La Fiscalía General de Colombia ordenó medidas cautelares con fines de extinción de dominio (expropiación) sobre una hacienda que pertenece al exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, ubicada en la localidad de Guasca, cercana a Bogotá, donde el pasado febrero fue descubierto un laboratorio de cocaína.

En la mañana de este lunes, el organismo emitió el comunicado en el que señala que las medidas son de "embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo sobre cuatro predios y dos vehículos de la sociedad Las Colinas de Guasca, de la que hizo parte y fue representante legal el exembajador".

Según la unidad de investigación, la finca Haras de San Fernando, conformada por los cuatro predios, son objeto de la medida de extinción del dominio que están avaluados en COP 150.000 millones de pesos y fueron inscritos en la Oficina de Instrumentos Públicos.

La finca fue intervenida el pasado 12 de febrero por la Fiscalía y unidades de la Policía Nacional en la cual localizaron un laboratorio para la producción de cocaína. Se encontraron cerca de siete toneladas de insumos químicos y 9.453 gramos de cocaína y pasta base de coca durante el allanamiento. 

"La diligencia de ocupación se cumplirá cuando culmine el aislamiento preventivo obligatorio decretado por la emergencia ocasionada por el covid-19.", explicó la Fiscalía.

En su momento trascendió que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) y la Policía de Colombia venían manejando una investigación sobre la presencia de un grupo de narcotraficantes en Cundinamarca y Boyacá que, a través del aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá, estaban enviando cocaína con destino a Estados Unidos y Europa, informó El Tiempo.

Los investigadores lograron ubicar la finca donde se procesaba esta actividad ilegal; hasta la fecha, se le han imputado a cinco capturados los delitos de tráfico y fabricación de estupefacientes agravado, tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos y tenencia ilegal de armas.

Sanclemente presentó su renuncia al cargo ante la investigación y ha reiterado en varias oportunidades  que no conocía de esa actividad ilegal en su predio, pero aseguró que responderá ante las autoridades.