Remedios caseros para la diabetes tipo 2

Conoce algunos remedios caseros para la diabetes tipo 2, el tipo más común de la diabetes.
Remedios caseros para la diabetes tipo 2
 

Reproduce este artículo

La diabetes es una afección de salud crónica de larga duración que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía. La mayoría de los alimentos que son consumidos se descomponen en azúcar o glucosa y se liberan en el torrente sanguíneo. 

Cuando el nivel de azúcar en la sangre sube, le indica al páncreas que libere insulina. La insulina actúa como una llave para permitir que el azúcar en la sangre ingrese a las células del cuerpo para usarla como energía.

REMEDIOS NATURALES PARA LA DIABETES TIPO 2

La diabetes tipo 2, también conocida como diabetes mellitus, es el tipo más común de la diabetes y es el resultado de varios factores como la inactividad física, demasiados alimentos inadecuados, estrés emocional, falta de sueño, toxinas y genética. 

Las medicinas naturales y el uso de alimentos como medicina es una manera eficiente de complementar el tratamiento para la diabetes. Sin embargo, si se agrega sin el conocimiento o la orientación correcta, mezclar hierbas, suplementos y medicamentos puede provocar una caída en el azúcar en la sangre llamada hipoglucemia. Por lo tanto, se recomienda consultar primero con un médico. 

  • Vinagre de sidra de manzana 

 El compuesto principal del vinagre de sidra de manzana es el ácido acético y se cree que es responsable de muchos de sus beneficios para la salud. Se recomienda tomar 2 cucharadas antes de acostarse para reducir los niveles de azúcar en ayunas por la mañana, o como acompañante de las comidas; se puede mezclar con aderezos para ensaladas o tés.  

  • Aloe vera

 La savia de aloe vera es conocida por su efecto laxante. Sus propiedades la han convertido en una de las plantas más populares de la medicina natural, y es que la sábila tiene diferentes propiedades y maneras de aprovecharlas. Por lo tanto, agregar el jugo de gel a la dieta puede ayudar a mejorar la salud y controlar la diabetes. Algunas formas de consumirlo pueden ser: agregar pulpa en jugo a una bebida o batido, o tomar cápsulas que contienen aloe como suplementos. 

  • Canela

 La canela es médicamente beneficiosa para ayudar a reducir los niveles de azúcar y colesterol en la sangre. La canela cassia puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y se recomienda consumir 6 gramos de canela al día en un lapso de 40 días a 4 meses, para bajar los niveles triglicéridos, colesterol de lipoproteínas de baja densidad y colesterol total. Se puede consumir la canela en una variedad de platos cocinados y productos horneados, en tés o como suplemento. 

  • Zinc

 Las personas con diabetes suelen tener deficiencia de zinc. Su consumo regular puede reducir el azúcar en la sangre e incluso ayudar a tratar algunas complicaciones relacionadas con la diabetes. Grandes dosis de zinc pueden inhibir la absorción de otros minerales como el cobre, así que se debe tomar una dosis adecuada.

  • Fibra y cebada

 Comer fibra disminuye las concentraciones de insulina y azúcar en sangre. La cantidad recomendada de fibra es de unos 30 gramos al día. La cebada es un grano rico en fibra y proteína que ayuda a mejorar el azúcar en la sangre, la insulina, el colesterol y la inflamación general. 

  • Jengibre

El extracto de jengibre ayuda a reducir la aparición de anomalías cardíacas en las personas con diabetes y puede reducir la resistencia a la insulina en el cuerpo para la diabetes tipo 2. Esta reducción puede deberse, en parte, a las propiedades antioxidantes del extracto. Se puede tomar agregando jengibre en polvo o raíz de jengibre fresca picada a alimentos crudos o cocidos, en tés, como suplemento en forma de cápsula o bebiéndolo en un ginger ale. 

Otras hierbas y suplementos que pueden beneficiar a las personas con diabetes tipo 2 son el melón amargo, cardo mariano, fenogreco, gymnema, levadura, alforfón, brócoli, clavos de olor, café, okra, verduras de hojas verde, sabio, calabaza amarga y vitamina C.

CONSIDERACIONES

Las personas siempre deben trabajar con un profesional de la salud antes de tomar cualquier hierba o suplemento nuevo. El médico puede sugerir comenzar con una dosis más baja y aumentarla gradualmente hasta que la persona encuentre la dosis adecuada.

Algunas hierbas pueden interactuar con otros medicamentos que hacen el mismo trabajo, como los anticoagulantes y los medicamentos para la presión arterial alta. Es esencial estar al tanto de cualquier interacción antes de comenzar un nuevo suplemento.

Las personas también deben asegurarse de obtener sus hierbas y suplementos de una fuente de alta calidad. Las hierbas y los suplementos son una opción de tratamiento complementario y no deben reemplazar a los medicamentos.