Club de París vuelve a posponer pago de deuda del régimen cubano

Fuentes diplomáticas estiman que los pagos de Cuba al Club de París están retrasados en unos 200 millones de dólares
Negociadores cubanos de la deuda del Club de París. Foto: Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El régimen de Cuba acordó con el Club de París aplazar otra vez el pago anual de su deuda, que se vence en noviembre y fue pospuesto para el 2022.

La agencia de noticias Reuters confirmó el acuerdo con diplomáticos de cinco de los gobiernos acreedores, aunque La Habana y el Club de París han hecho silencio.

En el 2015, el Club de París perdonó a La Habana 8 500 millones de dólares, de los 11 100 millones (más cargos) acumulados desde 1986. El régimen de Cuba se comprometió a pagar el resto en cuotas anuales hasta el 2023, pero solo cumplió parcialmente en el 2019 e incumplió en el 2020.

Las líneas generales de un acuerdo enmendado, elaborado entre las partes en junio último y sobre el que no dieron detalles, exige la reanudación de los pagos en el 2022 y el ajuste del calendario, dijeron los diplomáticos a Reuters, bajo condición de anonimato.

Las partes dijeron en junio que “este acuerdo proporciona más tiempo a la República de Cuba para honrar varios pagos adeudados en virtud del Acuerdo de 2015, manteniendo el valor actual de estos montos”, informó Reuters.

Fuentes diplomáticas estiman que los pagos de Cuba están retrasados en unos 200 millones de dólares. No está claro si se aplicarán sanciones, ya que la crisis de la pandemia ha llevado a los prestamistas a renunciar a las tarifas de otras naciones deudoras.

El régimen cubano planea reabrir sus fronteras al turismo internacional a mediados de noviembre, tras casi dos años de estancamiento por la crisis pandémica.

“Espero un retorno bastante grande de turistas que incidan en otras actividades y eso debería mejorar un poco las perspectivas de pago en 2022”, declaró uno de los diplomáticos.

Cuba se ha visto obligada durante la última década a reestructurar sus deudas con Rusia, China, Alemania, México y los tenedores de deuda comercial japonesa. “Tengo entendido que la mayoría de esos pagos también están en espera”, dijo otro diplomático.

Según el gobierno cubano, los ingresos en divisas cayeron en unos 4 000 millones de dólares a partir del 2020 y la importación de bienes básicos e insumos para la agricultura y la producción en general se desplomó casi un 40%. La economía se contrajo un 10,9% el año pasado y otro 2% hasta junio, en comparación con el mismo período del 2020, y se agravó la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

La Habana reportó por última vez una deuda externa de 18 500 millones de dólares en el 2018, y los expertos creen que ha aumentado desde entonces.

Los acreedores de Cuba en el Club de París son Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Países Bajos, Suecia y Suiza.

 

Exiliados pidieron al Club que no subsidie la represión

En junio pasado la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) envió una carta abierta al Club de París contra los intentos del régimen de La Habana de renegociar la deuda.

“La carta es en respaldo y respeto al dinero del pueblo de Cuba. El dinero, la poca propiedad que el pueblo tiene en sus manos, la estamos defendiendo. Porque está empresa criminal conjunta que le dicen gobierno y no lo es, está contrayendo una deuda inmensa a costa de lo poco que tiene el pueblo de Cuba. Es una injusticia y una explotación. Los opositores piden al Club que no le siga subsidiando el pago de la deuda al régimen de la Isla”, declaró a ADN Cuba el Dr. Orlando Gutiérrez-Boronat, de la ARC.

El filósofo cubanoamericano señaló que “entre un régimen que dice no poder pagar una deuda a los países democráticos y a la vez usa los recursos para comprar armas y equipo para reprimir al pueblo. Le estamos pidiendo al Club de París que no subsidie más la represión en Cuba”.