MLC puede costar hasta 80 pesos cubanos

La unidad de moneda libremente convertible (MLC) puede costar hasta 80 pesos al cambio actual en el mercado informal de divisas en Cuba
Sube precio MLC en Cuba
 

Reproduce este artículo

La unidad de moneda libremente convertible (MLC) puede costar hasta 80 pesos al cambio actual en el mercado informal de divisas, según los resultados de una búsqueda en varios portales web y grupos de compraventa en Cuba.

El valor de la moneda virtual utilizada por el régimen cubano para la venta, mediante tarjetas magnéticas, de productos de primera necesidad, supera los 75 pesos cubanos al cambio en todos los grupos de compraventa en redes sociales páginas web, espacios donde actualmente se mueve en mayor medida el mercado negro, e incluso llega hasta 80 pesos por cada unidad transferida.

“Tengo MLC por transferencia a 80”, figura en un anuncio publicado en el portal revolico.com, pionero en la isla del canje y comercio informal en internet de productos y servicios.

Mientras tanto, otras divisas también aumentan su valor de cambio. El dólar en efectivo llega a los 67 pesos cubanos y el euro alcanza hasta los 90 pesos, aunque estos valores son sobrepasados en algunos casos.


En las últimas semanas se incrementaron los precios de las divisas, lo que unido a la escasez de todo tipo de bienes que se vive en la isla, provoca una inflación en el costo de los productos que se revenden en el mercado negro o informal.

El valor de las divisas disminuyó cuando el pasado julio el gobierno de Miguel Díaz-Canel anunció la prohibición “temporal” de los depósitos de dólares en efectivo en el sistema bancario de la isla. Pero la crisis sostenida y la falta de ofertas en el mercado, volvieron a disparar los precios del dólar, el euro y el MLC.

Varios ciudadanos consultados por ADN Cuba refieren estar a la espera de la reapertura de fronteras y el turismo, anunciada para mediados de noviembre, con la esperanza de que comiencen a disminuir los valores de estas divisas.

Los más optimistas esperan un cierre de las tiendas en Moneda Libremente Convertible, únicos establecimientos estatales medianamente surtidos de productos, pero vetados para quienes no tengan una vía de ingresar dólares desde el extranjero a cuentas MLC.