Luis Manuel Otero inicia huelga de hambre y sed

El artivista reclama sus derechos humanos, civiles y políticos, vulnerados por 26 días consecutivos de vigilancia policial, arresto domiciliario y detenciones arbitrarias
Luis Manuel Otero Alcántara
 

Reproduce este artículo

El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara inició este domingo una huelga de hambre y sed en reclamo de sus derechos humanos, civiles y políticos, vulnerados por 26 días consecutivos de vigilancia policial, arresto domiciliario y detenciones arbitrarias.

Del hecho informó la rapera e intérprete de jazz Yenisleydis Borroto Vega, conocida como AfrikReina. A través de su perfil de Facebook, la también activista afirmó que Otero Alcántara está en huelga de hambre y sed en reclamo de sus derechos.

“Luis no está sólo, seremos muchos en las calles en solidaridad con él. DSE (Seguridad del Estado), PCC (Partido Comunista), midan las consecuencias. No digan que no se les advirtió. Continúen generando odio sin tener bolsillos para el vuelto”, escribió en un breve post.

Otero Alcántara, uno de los rostros más visibles del Movimiento San Isidro (MSI), estuvo en huelga de hambre y sed durante días el pasado noviembre, exigiendo la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

En esa ocasión estuvo acompañado por otros miembros del MSI y activistas, varios de ellos también en huelga, quienes en conjunto pasaron a conocerse como los acuartelados de San Isidro.

Su protesta pacífica fue maniatada por los órganos represivos del régimen en la noche del 26 de noviembre, hecho que motivó una concentración de centenares de jóvenes y artistas al día siguiente frente a la sede del Ministerio de Cultura.

Amenazas de muerte

La nueva huelga de hambre y sed que inicia Otero Alcántara es su respuesta a los cerca de 26 días que lleva sitiado por la policía política del régimen cubano. 

El coordinador del MSI ha sido además arrestado arbitrariamente cada día de esta semana y hasta amenazado de muerte. 

Cuando ha intentado pasar el cerco policial impuesto en los alrededores de su residencia en La Habana Vieja, para salir a exigir a los represores castristas la devolución de las obras que le fueron incautadas durante una invasión ilegal a su casa, ha sido detenido y llevado hacia diferentes mazmorras.

Sobre las amenazas, la periodista independiente María Matienzo advirtió a la Seguridad del Estado que no atentaran físicamente contra la integridad del artista, muy querido en la sociedad civil independiente de la isla.

“Queridos compañeros de la SE que me leen. Si Luis Manuel amanece con ‘la boca llena de hormigas’, esto se puede poner de PNG. No ensayen más mal teatro”, escribió con evidente indignación Matienzo, citando textualmente una de las amenazas recibidas por Otero Alcántara.

Ni emigrar ni claudicar

En un audio compartido el pasado viernes en sus redes sociales, Otero Alcántara dejó en claro que va a seguir luchando contra las arbitrariedades del régimen y exigiendo sus demandas.

“Voy a seguir, voy a seguir, voy a seguir… Lo único que me dejaría dentro de mi casa es que se cumplan mis demandas. No voy a emigrar ni a claudicar en mi lucha por los derechos”, aseveró el joven, que exige 500 mil dólares por los daños a las obras destruidas en la invasión a su domicilio, el cese de la persecución y del aparato policial-militar que vigila su casa, y una disculpa pública del “líder de la dictadura”, Miguel Díaz-Canel.

Sin otra salida

La curadora de arte Anamely Ramos, otra de las acuarteladas en San Isidro en noviembre pasado, afirmó que Otero Alcántara se veía obligado a entrar nuevamente en huelga de hambre y sed porque la dictadura no le dejaba otra salida, o al menos él no la veía.

“Estaba saliendo todos los días y ayer metieron en su calabozo a dos delincuentes que lo amenazaron y ofendieron durante horas. Luis prefiere quedarse en su casa y desde ahí lanzar su grito. Es un grito de auxilio, pero también de determinación y sentido personal. Eso es inviolable”, escribió la también activista en su perfil de Facebook.

Doctorante en la Universidad Iberoamericana de México, Ramos subrayó que la huelga “es la salida que Luis es capaz de ver en estos momentos”, pero instó a simpatizantes de su causa a que, si son capaces de ver otra, la hagan.

“No se trata aquí de lo que debería hacer Luis, se trata de lo que cada cual debe hacer según lo que vive y lo que quiere y puede. Lo único que puedo asegurar, sin ser Luis, es que cuando uno hace lo que cree que debe hacer, la desesperación disminuye. Nuestras vidas no son un juego, por eso mismo hay que hacer algo para vivir mejor y estar más plenos. Ese es el llamado: a pensar cómo podemos estar más plenos”, sentenció.