Régimen dificulta adquisición de alimentos a activistas de Unpacu

Con sus acciones de acoso y represión a la Unpacu, el régimen busca cohibir la labor humanitaria y asistencialista de la organización opositora, a cuya sede acuden ancianos y otras personas en situación de vulnerabilidad para alimentarse
Sede la Unpacu
 

Reproduce este artículo

Activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) ven dificultados sus intentos de adquirir alimentos por la vigilancia y el acoso al que son sometidos por represores del régimen, denunció José Daniel Ferrer, coordinador general de la organización.

“Mi esposa e hijos salen a comprar alimentos. Varios de los agentes que cercan la sede de Unpacu salen detrás de ellos y con semejante ‘compañía’ nadie le vendería ningún producto por temor a multas y otras represalias. Así las cosas en Cuba en 2021. El 1984 de George Orwell”, escribió el líder opositor en su cuenta de Twitter este sábado.

Horas antes, Ferrer había denunciado que las fuerzas represivas del régimen estaban deteniendo arbitrariamente a activistas de Santiago de Cuba, con lo cual sumaban tres días de cerco y represión a la organización opositora.

“Fuerzas represivas de la tiranía acaban de detener a los activistas Aníbal Riveaux, Ernesto Rivery, Yessica Miranda y Talía Álvarez. Tres días de cerco y detenciones. Roilán Zárraga detenido desde ayer y acusado falsamente. Decenas de detenciones y retenciones”, tuiteó al respecto.

Con estas acciones el régimen busca cohibir la labor humanitaria y asistencialista de la organización opositora, a cuya sede acuden ancianos y otras personas en situación de vulnerabilidad para alimentarse o conseguir apoyos que le hagan más llevadero su día a día.

Nuevo cerco a la Unpacu

El nuevo cerco a la sede de la Unpacu en el reparto Altamira de la oriental provincia y el acoso a opositores miembros de la organización continúa la oleada represiva de la que ésta fue objeto en marzo y que motivó la huelga de hambre por más de 20 días de decenas de activistas

Este jueves la policía política detuvo a José Daniel Ferrer en la sede principal de la Unpacu. El exprisionero político y su hijo José Daniel Ferrer Cantillo fueron a apoyar al activista Iam Gámez Gell, a quien los represores impedían pasar a la sede.

Cuando regresaban, Ferrer le pidió a su hijo y a Gámez Gell que ingresaran a la sede y comenzó a manifestarse.

“Los sicarios amenazaron con buscar refuerzos y llevárselo detenido. José Daniel se acuesta en el piso y pocos minutos después lo introducen en un carro patrulla y se lo llevan injusta y arbitrariamente detenido a paradero desconocido”, narró Ana Belkis Ferrer, hermana del líder opositor.

Ferrer fue liberado el propio jueves tras ocho horas de arresto. Al poco tiempo de llegar a su casa compartió imágenes de las heridas que le infligieron durante la detención.

Según dijo, le aplicaron una llave de estrangulamiento en la garganta y amenazaron con enviarlo a prisión no sólo a él, sino también a su hijo y su esposa.