Cubana lleva 7 meses esperando que el gobierno le acabe de otorgar una pensión de viudez
Luego de siete meses de pura burocracia, la matancera Regla de la Caridad Martínez continúa esperando que el gobierno le otorgue una pensión por viudez
Cubana lleva 7 meses esperando que el gobierno le acabe de otorgar una pensión de viudez
 

Reproduce este artículo

Este 8 de julio el diario estatal Juventud Rebelde, en su columna Acuse de recibo, presentó el caso de Regla de la Caridad Martínez Siska, una matancera que lleva 7 meses esperando que el gobierno le otorgue una pensión por viudez.

"Regla de la Caridad Martínez Siska (calle 73, entre 300 y 302, Matanzas) relata el laberinto en que está para que le adjudiquen la pensión por viudez, sin resolver nada. Algo así como volver al punto de partida", publicaron.

Según relata en su carta la mujer, su esposo Jesús Martínez Verrier, quien era músico de la orquesta Sonora del Valle, adscrita a la Empresa de la Música Rafael Somavilla, falleció el 12 de diciembre de 2019, tras padecer una leucemia, diabetes mellitus con amputación de los dedos del pie derecho e hipertensión.

Añade que debido a la enfermedad de su compañero, ella tuvo que cesar su vínculo laboral para dedicarse a cuidarlo.

El 6 de enero de este año presentó en la empresa la solicitud para acogerse a la pensión por viudez, la cual entregó al especialista de apellido Consuegra, con los siguientes documentos: certificado de defunción, expediente laboral del fallecido, con 42 años de trabajo y certificado del divorcio de este de su primer matrimonio.

"Desde entonces ha sido un tormento. Ya ha pasado suficiente tiempo y no he recibido respuesta a mi solicitud. Consuegra alega que hubo atrasos debido a la COVID-19, pero esa epidemia comenzó en Cuba a partir del 11 de marzo: dos meses y cinco días después de mi solicitud".

Regla afirma que ha visitado la empresa todas las semanas después del 6 de enero, y que cada vez que iba siempre había una excusa: que faltaba una firma de alguien, que estaban trabajando a distancia, que la COVID-19… Siempre había una justificación que se interponía entre ella y la pensión.

En una ocasión le dijeron que Consuegra no estaba asistiendo debido a la falta de transporte, entonces lo llamaron para preguntarle si tenía alguna respuesta para ella, pero la respuesta fue lo mismo: que le faltaba una firma. "Le preguntaron dónde estaba el expediente para llevarlo a firmar. Respondió que en el archivo. Y no lo hallaron".

Luego de cinco meses de espera el funcionario llamó a Regla por teléfono y le dejó el recado de que hacía falta la demanda de divorcio del fallecido, pero cuando se presentó en la empresa Consuegra le aclaró que lo que se necesitaba era un certificado de soltería. Ella hizo los trámites.

"Y cuando le entrego el certificado de soltería me devuelve la carta de solicitud, pues parece que la primera se le perdió; y me alega que a la carta que hiciera no le pusiera fecha ni firma. Le respondo que ningún documento se puede entregar sin fecha y sin firma", explica Regla y añade: "Con esta ya van tres ocasiones que rechazan el expediente. Primero, por problemas con los documentos. De nuevo problemas con los documentos. Y el 29 de junio, fui al Inass, donde lo esperé, pues no entendía por qué la carta no debía tener fecha ni firma. Y otra vez se lo viran".

"Estoy desesperada. Ya llevo casi siete meses, no tengo vínculo laboral, y desde que mi compañero falleció no tengo ninguna fuente de entrada. Vivo gracias a mi familia que me ayuda", concluye.

Debiera esperarse que tras una denuncia como esta el caso de Regla sea solucionado, pero lamentablemente en la Cuba de los Castro, esto no es garantía de nada.