Crean iniciativa contra inseguridad ciudadana tras ola de asaltos en la vía

“No cabe duda que ya ningún lugar en la calle es seguro para nosotros los ciudadanos”, denunciaron en la página de Facebook “Moto Eléctrica Cuba” a propósito de la ola de asaltos
Motorista en calle de La Habana
 

Reproduce este artículo

El Club MEC (Moto Eléctrica Cuba) instó a tomar acciones cívicas contra la inseguridad ciudadana, tras una ola de asaltos en las carreteras de la isla y la poca respuesta de las autoridades a estos incidentes.

“No cabe duda que ya ningún lugar en la calle es seguro para nosotros los ciudadanos”, denunciaron los administradores de la página en Facebook del grupo, “Moto Eléctrica Cuba”.

“Queremos iniciar una especie de ayuda entre nosotros mismos para saber los lugares que han tenido incidencias en los últimos días, y que de alguna manera las autoridades tengan acceso a esta información de sus comentarios sobre donde suelen ocurrir este tipo de eventos”.

Invitaron a los seguidores de la página a escribir “en los comentarios los lugares que ha sabido [que] han robado y el método que han usado estos rateros para el robo de motos, asalto a autos, arrebato de móvil, etc”.

“Compartamos y pongamos a disposición de las autoridades a través de esta publicación la información que conocemos. Entre todos podemos frenar esta ola de asaltos”, afirmó el Club MEC.

Concluyeron la publicación, dirigida también explícitamente a la “Presidencia de Cuba”, con las etiquetas #SOSCuba #QueremosUnPaísSeguro y #NoMásAsaltos.

El post de viralizó y alcanza cientos de comentarios, reacciones y compartidos. “Pero si en este país te citan hasta por las publicaciones en las redes, (…) 'ellos lo saben todo'. ¿Cómo es que no saben quiénes son los delincuentes? Este país es el paraíso para el Vago y el delincuente. Los trabajadores honestos llevamos años pagándoles su miserable cuota de la bodega, con nuestros impuestos. ¡Hasta cuándo!”, opinó Annia Searabella.


Según el usuario identificado como GKelly Cedeño, la iniciativa “es la única forma de que esto coja el rumbo adecuado ya que la policía no hace nada y cada día aumentan los asaltos y hasta quizás asesinatos”.

Walter Batista refirió que las autoridades “para otras cosas están de primero y ahora no veo respuesta ni siguiera una alerta por la televisión, yo casi fui víctima y no he recibido respuesta de nadie”.

“¿Y los miles de dólares que han gastado en patrullas y motos nuevas para la policía que están haciendo, aparte de reprimir al pueblo?”, cuestionó Ersilia Rodríguez.

A mediados de diciembre, Moto Eléctrica Cuba” había denunciado la incipiente ola de asaltos en La Habana e hizo un llamado a la población a tener “cuidado en la calle sobre todo en horas muy tempranas o de noche”.

La página pidió acciones al régimen cubano para minimizar la inseguridad ciudadana. “Siempre Cuba ha tenido el lema al mundo que somos un país seguro donde podemos caminar y conducir con seguridad en nuestras calles. Hoy no nos sentimos seguros, esta ola de asaltos que se viene viendo en las redes sociales a mano armada, cuchillos, soga, machete, pedradas ya es demasiado”, refirieron.

Para los motoristas, personas a pie y conductores de vehículos hicieron algunas recomendaciones: “No lleve todo lo de valor junto, no deje a la vista objetos de valor, no utilice bolsos sin cierre, no abra el bolso o no saque el móvil innecesariamente en lugares de mucha gente o si está solo en un lugar desconocido, camine o conduzca por vías principales. Toda precaución es poca. No permita que estos rateros amarguen su fin de año o hagan daño a su familia”.

 

Peligro en la vía

En días recientes se viralizó en redes un video captado en una calle cubana, donde se ve a una pandilla que asalta, inmoviliza y roba una moto a su conductor cuando se encontraba parado en un semáforo.

Otro chofer cubano, Gonzalo Téllez Rodríguez, contó en redes sociales que el 7 de diciembre a las 10:30 pm le lanzaron una piedra cuando transitaba por el semáforo de las calles Serrano y Vía Blanca, en La Habana.

Según denunció la piedra le provocó una herida en su hombro izquierdo que le dejó el brazo inmovilizado. “No tuve ninguna fractura, pero bastante inflamación y dolor me dejó”.

“No sé si eran muchachos con juegos de pésimo gusto o alguien que me quería asaltar, pero por el tamaño de la piedra no creo que haya sido jodedera (ojo... la piedra se rompió cuando me dio y una parte quedó en el carro y otro cayó en la calle) Parece que iba en serio la cosa”, agregó Téllez Rodríguez.

El chofer nunca detuvo el auto hasta que llegó a casa de amistades que lo auxiliaron. Agregó que no vio a nadie sospechoso ni lo siguieron.

“Los que hicieron eso parece que pensaron que iba a parar de inmediato... pero creo que tuve suerte después de todo... Si me daban en la cabeza a lo mejor no estaría aquí haciendo el cuento. Espero que no les dure mucho la fiesta ni que otra persona la pase peor que yo”, concluyó.

Los asaltos no suceden solo en La Habana. A mediados de diciembre un ómnibus de circulación nacional y otros vehículos fueron atacados con piedras en las cercanías de la ciudad Santiago de Cuba.

“A todos los conductores que trabajen para Santiago u otra parte de oriente mucho cuidado, hay personas que le están tirando piedra a los carros”, advirtió el chofer Félix Leandro Ramírez en una publicación del grupo de Facebook “ACCIDENTES BUSES & CAMIONES ¡por más experiencia y menos víctimas!”

Según Ramírez, en la noche del 13 de diciembre lanzaron piedras a unos siete vehículos, incluido uno de la Empresa de Ómnibus Nacionales que cubre la ruta Santiago de Cuba-Matanzas.

En Holguín, la policía detuvo el 29 de diciembre a cuatro ciudadanos, de entre 29 y 33 años de edad, por ser los presuntos autores del asesinato del motorista Armando Argelio Pérez Zaldívar, cuyo cadáver fue encontrado el martes pasado, informó la emisora estatal Radio Angulo.

Durante los interrogatorios dos de ellos dijeron haberlo asesinado y enterrado en una zona despoblada y de abundante vegetación en la localidad de San Andrés, lugar donde fue encontrado.

El objetivo era robarle el vehículo y venderlo para saldar una deuda de 50 000 pesos. Armando, de 49 años, salió de su casa en motocicleta el 24 de diciembre y no se lo volvió a ver.