Capturan a presuntos asesinos de motociclista en Holguín

Dos individuos confesaron tras el interrogatorio haberlo enterrado en una zona despoblada y de abundante vegetación en la localidad de San Andrés, lugar donde lo encontraron.
Armando-Argelio-Pérez.jpg
 

Reproduce este artículo

La policía de Holguín detuvo el 29 de diciembre a cuatro ciudadanos que confesaron el asesinato de Armando Argelio Pérez Zaldívar en Holguín, cuyo cadáver fue encontrado el martes, informó este jueves Radio Angulo.

Durante los interrogatorios dos de ellos dijeron haberlo asesinado y enterrado en una zona despoblada y de abundante vegetación en la localidad de San Andrés, lugar donde fue encontrado.

Su objetivo era apropiarse del medio de transporte y venderlo para así saldar una deuda de 50 000 pesos. Según el medio, los autores serán juzgados en correspondencia con la ley vigente en Cuba.

Radio Angulo envió su pésame a los familiares y elogió la actuación de las autoridades, gracias a la cual se pudo identificar rápidamente a los asesinos, jóvenes de 29 a 33 años, agregó.

Armando, de 49 años, salió de su casa en motocicleta el 24 de diciembre y no se lo volvió a ver. Las autoridades y familiares sospecharon lo peor cuando la policía detuvo a individuos que vendían piezas de su motocicleta.

“Damos la triste noticia de que a las 4:00 a. m. nos informaron que el cuerpo de Armando Argelio Pérez Zaldívar fue encontrado sin vida, damos gracias a todos aquellos que estuvieron al tanto de su desaparición”, escribió Lianet Roca Romero la víspera para anunciar su muerte.

En el post de Roca Romero varios usuarios expresaron sus condolencias para la familia y también lamentaron que en Cuba siga en aumento la inseguridad.

“¿A dónde vamos a parar? Antes había tranquilidad en nuestro país, salías y virabas a cualquier hora, sin un rasguño, hoy nos matan hasta por un celular, hay que poner mano dura y más vigilancia, estos son los delitos que hay que eliminar”, manifestó la usuaria Eneyda Martínez.

A mediados de mes, usuarios en redes sociales denunciaron el aumento de robos de motos eléctricas, a punta de cuchillo, fundamentalmente en zonas de La Habana.

Días antes, el club de motos eléctricas de Cuba había alertado sobre “una ola de asaltos preocupantes” en La Habana. Por ello pidió al gobierno tomar cartas en el asunto para hacer valer su “lema al mundo de que somos un país seguro”.