Amenazan de muerte al activista Héctor Valdés, colaborador de ADN Cuba

Héctor Valdés Cocho, denunció que recibió amenazas de muerte por su activismo a favor de la democracia en la Isla y su labor como reportero independiente
Amenazan de muerte al activista Héctor Valdés, colaborador de ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El joven cubano Héctor Valdés Cocho, denunció a través de sus redes sociales que recibió amenazas de muerte por su activismo a favor de la democracia en la Isla y su labor como reportero independiente. Aunque en ocasiones anteriores ya han intentado intimidarlo, esta vez, también le advierten que podrían sufrir consecuencias su pareja, familiares o amigos cercanos.

El colaborador de ADN Cuba, compartió en su perfil de Facebook, las capturas de pantalla de los mensajes que le enviaron desde esta red social, donde le afirman: “No sé si en tu mente podrida cabe espacio para imaginar todo lo que podemos hacer y hasta donde podemos llegar para defender todos los logros que a sangre hemos ganado”.

“(…) a más grandes que tú, hemos sabido quitarnos del camino”, le advierten desde una cuenta con el nombre de Ernesto Ramírez González, que en la foto de perfil tiene un tocororo y de portada una bandera cubana.

En el mensaje amenazador le indican: “Cuidado con las pizzas que encargas en la cafetería de la esquina, un día pueden traer algo que te produzca algún malestar. Los choferes que te vienen a recoger podrían perder el control del carro o algún asaltante o maleante podría arrancarte con un cuchillo la miserable vida que tienes en el paso de escalera de tu casa”.

Datos personales y familiares, su dirección y otros detalles de su vida, son señalados entre las amenazas y ofensas. También fue advertido que de su “piquetico” es el único que no está preso: “por algo te tenemos ahí, por algo que no será muy bueno para ti”.

No obstante, Héctor Valdés Cocho, subrayó: "no dejaré de decir la verdad, no dejaré de luchar por lo que cada día que pasa me convenzo que es justo, no dejaré de hacer periodismo”.

El periodista ciudadano también refirió: “Antes que nada quiero decir que no es la primera vez que recibo por privado una amenaza de muerte. No sé a ciencia cierta si es la Seguridad del Estado, algún acólito del régimen o sencillamente un bromista; algo que dudo muchísimo porque nadie, creo yo, tiene el corazón tan negro como para amenazar tan horrorosamente a una persona”.

Según contó, “las primeras amenazas” iban dirigidas hacia él, pero “ya esta última va más allá, va directamente a mí familia, pareja y amigos”. “Desde que decidí encaminarme en este sendero duro pero honesto, sabía a lo que me exponía. No estaba ajeno a la realidad y mucho menos a lo que me esperaba”, acotó.

“No lo niego, temo y mucho; no por mí, sé que día nací y no sé cuándo pueda morir. No le temo a la muerte, pero sí siento temor por las personas que amo. Sé que este tipo de personas son capaces de eso y mucho más. La historia nos ha dado pruebas de eso”, concluyó Valdés Cocho.

Su publicación provocó disímiles reacciones y comentarios de apoyo. La periodista independiente y activista, Iliana Hernández, señaló: “A mí me hace gracia cuando habla de logros, ¿se refiere a los logros de Sandro Castro y la cúpula en el poder? Porque el pueblo solo ha logrado hambre y miseria. Héctor estos delincuentes defienden su ideología a la fuerza, eso significa que no funciona, que solo a la fuerza es como se mantienen porque en votos, pierden”.

Milagros Moreno, añadió: “Es la manera sutil, baja, prosaica en que trabajan los comunistas, es para que veas que con ellos no se puede usar el pacifismo, hay que quitarlos de la misma forma que se robaron el poder, a la fuerza”.

Por su parte, Carmen Lele Rodríguez, opinó: “Que tipo tan despreciable, que horror, ahí está la confesión del asesinato del Sr. Owaldo Payá”.

La historiadora de arte e integrante del Movimiento San Isidro (MSI), Anamely Ramos, subrayó: “Que despreciables son esos personajillos anónimos. Que poquita imaginación. Qué pena con el tocororo que tiene en su foto”.

Otras amenazas de muerte por criticar al régimen castrista

 

A finales de abril, el católico cubano Adrián Martínez Cádiz, también denunció a través de sus redes sociales que recibió una amenaza de muerte. En su perfil de Facebook, el joven realizador audiovisual independiente, señaló: “sobre las siete de la noche, mientras doblaba la esquina de mi cuadra, se acercó un hombre en una moto eléctrica (sin chapa) muy despacio, pero sin detenerse. Me dijo: 'Ten cuidado con lo que estás poniendo en internet que te vas a ganar dos puñaladas'”.  

Martínez Cádiz refirió que es la primera vez que recibe una amenaza de esta índole pero afirmó que no dejará “de decir y defender la verdad”.

También este año, en los últimos días de febrero, al colaborador de ADN Cuba y activista por los derechos humanos, Esteban Rodríguez, reveló que ha recibido amenazas de muerte por su labor reporteril y a favor de la democracia en la Isla.

En su perfil en Facebook, Rodríguez compartió una captura de pantalla del mensaje recibido desde la cuenta del usuario identificado como Tomás López.

“(…) le vamos a dar una pila de puñaladas por demigrar [denigrar] la religión. Te estamos velando y tú mismo vas a pedir llorando que no te rompamos la vida”, se lee entre las amenazas y ofensas.

Rodríguez, uno de los acuartelados de San Isidro en noviembre pasado y víctima constante del acoso y hostigamiento por parte de la Seguridad del Estado, se encuentra detenido arbitrariamente e incomunicado desde el pasado 30 de abril. En aquella ocasión, fue advertido una vez más, para que abandonara la sección de periodismo ciudadano que publica por ADN Cuba y que actualmente cubre  Héctor Valdés Cocho.