Jesuitas sobre expulsión de su líder en Cuba: "Su salida nos llena de tristeza"

Durante sus labores en la isla el sacerdote realizó diversas iniciativas de la Conferencia, entre ellas, el acompañamiento a los presos políticos y sus familias
Jesuitas hablan de expulsión de su líder en Cuba
 

Reproduce este artículo

La Conferencia de provinciales de Jesuitas de América Latina y el Caribe (CPAL) se pronunció el martes por la expulsión de Cuba del sacerdote dominicano David Pantaleón, padre superior de los jesuitas en la isla.

El régimen cubano no renovó el permiso de residencia del líder religioso, por lo que tuvo que salir del país el pasado 13 de septiembre, luego de cinco años de servicio. 

Durante sus labores en la isla el sacerdote realizó diversas iniciativas de la Conferencia, entre ellas, el acompañamiento a los presos políticos y sus familias, lo cual incomodó a la dictadura.

De acuerdo con los jesuitas, "su salida nos llena de tristeza, pero a la vez de gratitud por todo el bien recibido a través de él. En su nueva misión estará profundamente unido al pueblo cubano, tanto en sus alegrías como en sus dolores".

Asimismo, resaltaron "su capacidad de enfrentar evangélicamente cualquier tipo de violencia y su apertura al diálogo".

En la misiva, firmada por el religioso Roberto Jaramillo, presidente de CPAL, indican que "como sacerdote, pastor, amigo, músico y poeta, David supo transmitir un mensaje de fe y esperanza en Cristo, en una misión decidida y firme “por la reconciliación y la justicia”, como dice la última Congregación General de los jesuitas".

Por último, los jesuitas latinoamericanos dedicaron oraciones a "los demás compañeros del cuerpo apostólico de la Compañía de Jesús, hombres y mujeres que en Cuba dan testimonio del amor incondicional de un Dios que quiere reunir a todos en un solo pueblo liberado de toda maldad, mentira e injusticia. Que Dios los bendiga y los llene de su fuerza".

Pantaleón, también presidente de la Conferencia Cubana de Religiosos y Religiosas (CONCUR), fue unos de los sacerdotes que pidió ayuda para los activistas del Movimiento San Isidro (MSI) durante su acuartelamiento en noviembre de 2020.

Además, luego de las protestas populares del 11 de julio de 2021, estableció el servicio de acompañamiento a los presos y sus familiares.

Fue columnista del boletín dominical “Vida Cristiana”, donde criticó frontalmente al régimen de la isla.

"Celebramos una emotiva y nostálgica Eucaristía, agradeciendo a Dios, por el regalo de la presencia en Cuba del Padre David Pantaleón. Lamentamos que el gobierno cubano, en uso de sus facultades de poderío dictatorial, sin principios ni valores, le obliga a abandonar el país", informó a través de las redes sociales Sor Ariagna Brito.

Recomendaciones

 

Relacionados