Twitter cerró 70.000 cuentas ligadas al movimiento pro-Trump
La red social suspendió miles de cuentas vinculadas al movimiento QAnon, partidarios del presidente Donald Trump para impedir “futuras protestas armadas”.
Twitter cerró 70.000 cuentas pro-Trump
 

Reproduce este artículo

70.000 cuentas vinculadas con el movimiento pro-Trump QAnon fueron suspendidas  “de manera permanente” desde el pasado viernes por Twitter, para impedirles usar la red social con fines violentos, tras el asalto la semana pasada del Capitolio por simpatizantes del presidente estadounidense.

QAnon es un movimiento conspirativo que afirma que el presidente Donald Trump está librando una guerra contra los pedófilos adoradores de Satanás en la política, los negocios y los medios de comunicación, reportó la BBC.

“Dados los eventos violentos en Washington DC, y los riesgos crecientes de peligro, el mediodía del viernes empezamos a suspender permanentemente miles de cuentas que principalmente estaban dedicadas a compartir contenido de QAnon”, dijo Twitter en un comunicado.

“Desde el viernes más de 70.000 cuentas han sido suspendidas”, agregó la Big Tech en su comunicado, debido a que muchos individuos tenían más de una sola cuenta.

“Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración”, añadió.

El presidente Trump, considerado un héroe por el movimiento, no ha apoyado la teoría de la conspiración, pero ha descrito a los activistas de QAnon como "personas que aman a nuestro país".

La compañía tecnológica, sin embargo, suspendió por completo la cuenta del presidente Trump debido “al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, por lo ocurrido en el Capitolio.

La mayoría de las grandes compañías tecnológicas han tomado medidas contra el presidente estadounidense desde aquel hecho en Washington que duro varias horas el miércoles, conmocionando al país y al mundo, y donde cinco personas murieron en los altercados.

Facebook e Instagram suspendieron “indefinidamente” la cuenta de Trump hasta que se complete la transición del poder el próximo 20 de enero, según publicó el creador y fundador, Mark Zuckerberg. Durante meses el presidente ha desacreditado el proceso electoral y acusando a los demócratas, sin pruebas, de “robarle las elecciones”.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, criticaron a estas grandes compañías tecnológicas por cerrar  las cuentas del presidente Trump.

Merkel se opuso al bloqueo de las cuentas de Donald Trump y dijo que son los legisladores quienes deberían establecer las reglas que rigen la libertad de expresión y no las compañías privadas de tecnología.

La postura de la líder alemana fue compartida por el diplomático francés, Bruno Le Maire, quien calificó a las compañías tecnológicas de ser “una de las amenazas” para la democracia, sostuvo que es el Estado y no “la oligarquía digital” el responsable de las regulaciones.

Twitter, que era la principal herramienta de comunicación de Donald Trump, aseguró que existen “planes para futuras protestas armadas” que se “están proliferando en Twitter y en otros lugares, incluyendo un segundo ataque en el Capitolio el 17 de enero de 2021”.

En julio del 2020, Twitter dijo que tomaría medidas enérgicas contra las cuentas de QAnon en la plataforma, y que dejaría de recomendar contenido asociado y bloquearía las URL vinculadas a él para que no se compartieran en la plataforma.

El FBI, por su parte, advirtió en 2019 sobre "extremistas nacionales impulsados ​​por la teoría de la conspiración" y designó a QAnon como una posible amenaza extremista nacional.