Manifestaciones en Miami y Washington en apoyo al Movimiento San Isidro
En Miami y Washington, un grupo de jóvenes expresó su solidaridad con el Movimiento San Isidro y exigió la libertad del músico Denis Solís de forma pacífica
Manifestación ante la embajada de Cuba
 

Reproduce este artículo

Decenas de jóvenes cubanos se reunieron en la Torre de la Libertad, un sitio emblemático del exilio cubano en Miami, para mostrar apoyo al Movimiento San Isidro y exigir la libertad de Denis Solís.

Entre consignas de “Abajo la Dictadura y Somos San Isidro”, los jóvenes como el artista Luis Eligio, integrante del colectivo poético OMNI Zona Franca, leyeron poemas y cantaron a favor de la libertad y a favor del movimiento de artistas en Cuba.

En esta ciudad, la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, se manifestó en favor de la lucha del Movimiento San Isidro y por la liberación del rapero cubano Denis Solís.

Desde sus redes sociales la recién electa alcaldesa expresó: "Nuestra comunidad se solidariza con el pueblo cubano en su lucha por la libertad. Apoyo el llamado a liberar Denis Solís y todos los que protestan pacíficamente en contra de su detención injusta”.


Ese mismo día en Washington también se agruparon decenas de personas en apoyo a San Isidro en una manifestación frente a la representación diplomática de Cuba en EEUU.

Las manifestaciones por el Movimiento San Isidro comenzaron la semana antes pasada, como medio para exigir la liberación del músico contestatario Denis Solís, injustamente encarcelado y sometido a un juicio sumario, sin garantías legales. Como respuesta, varios integrantes de la organización comenzaron una huelga de hambre.

Fuerzas del régimen irrumpieron violentamente el jueves pasado en la sede del MSI con el propósito de poner fin a la manifestación y arrestaron a los opositores. Horas después ese mismo día fueron puestos en libertad, pero se les impidió regresar a la sede de Damas 955, en La Habana Vieja.

 


El desalojo provocó una protesta de varios artistas e intelectuales ante el Ministerio de Cultura a favor de más libertades y respeto a los movimientos opositores, tildada por algunos como demasiado conciliadora con el régimen y celebrada por otros por su contenido contestatario.

La protesta de San Isidro y el plantón ante el Mincult ha provocado revuelo en la comunidad cubana y la arena internacional. También reacciones del régimen, que organizó un acto paralelo con sus simpatizantes. El diálogo prometido al parecer nunca ocurrirá.

Una nota del Ministerio de Cultura reafirmó este 4 de diciembre que el régimen cubano nunca ha deseado dialogar con nadie, a excepción de sus seguidores más fieles, y deslegitima y ofende a quien alce su voz por encima de la suya.

Bajo el título “Rompen el diálogo quienes pidieron diálogo”, el castrismo puso sus condiciones draconianas para “dialogar” con artistas e intelectuales, prácticamente una camisa de fuerza, porque niega todo contacto futuro con disidentes abiertos, el Movimiento San Isidro y la prensa independiente.

El Ministerio de Cultura negó “toda legitimidad” al grupo de artistas que se reunió frente a su cede el 27 de noviembre y les arrancó una reunión hasta largas horas de la madrugada, en las que estuvieron presentes disidentes y se habló de la represión contra el Movimiento San Isidro.

Redactado con información de Radio Televisión Martí y ADN Cuba.