Fundador del MSI Amaury Pacheco renuncia a evento en Alemania para evitar destierro

“La probabilidad de que al viajar a Alemania no me dejen regresar a Cuba es muy grande y no voy a dejar solos a mis hijos, esa no es una opción”, escribió el poeta y activista.
Amaury Pacheco renuncia a viajar a Alemania
 

Reproduce este artículo

El cubano Amaury Pacheco, miembro fundador del Movimiento San Isidro (MSI), anunció este viernes que renuncia a viajar a Alemania a un importante evento artístico, por temor a ser desterrado por el régimen comunista de La Habana.

“Quiero hacer pública mi decisión de no viajar para participar en DOCUMENTA, una de las exposiciones de arte más importantes del mundo, que se lleva a cabo desde 1955, cada 5 años, en Kassel, Alemania”, informó Pacheco en su perfil de Facebook.

“La probabilidad de que al viajar a Alemania no me dejen regresar a Cuba es muy grande y no voy a dejar solos a mis hijos, esa no es una opción”, escribió.

El activista, escritor y performer conocido como “OmniPoeta”, explica que fue invitado por el Instituto de Artivismo Hannah Arendt (Instar), de la artista Tania Bruguera, “para presentar la obra de Omni Zonafranca y mis Poéticas Operativas (activación poética para transformación de realidades a partir de la cultura el arte, el activismo y la política) dos de las obras que más tiempo llevo trabajando en mis 25 años de carrera”.

Hace casi un año, Pacheco quedó solo a cargo del cuidado de sus hijos y su hija, porque su esposa, la actriz Iris Ruiz, debió viajar a Estados Unidos “para poder atender su salud, lo cual le fue negado aquí”.

Además, OmniPoeta permanece en su domicilio “bajo cargos de desorden público e instigación a delinquir desde el pasado 11J”, el histórico levantamiento popular del verano de 2021. “Mis hijos han sufrido los cercos policiales por más de 6 meses, los padecimientos de su madre, la distancia de la familia y la crisis económica”.

El artista hizo pública “esta decisión para dejar testimonio del daño que causa esta dictadura a las personas, a las familias, a los gremios laborales y a los artistas y denunciar la violación a mi derecho de participación y elección del trabajo, a mi derecho como creador a difundir mis obras, a mi derecho de movilidad, al derecho de mis hijos de disfrutar de los beneficios del trabajo de su padre, denunciar la discriminación por motivo de pensamiento político y expresión, a no tener garantías de debidos procesos ni protección ninguna de las normas internacionales, por vivir en dictadura”.

Entre 2015 y 2019, al menos 39 disidentes cubanos fueron expatriados forzosamente de la isla, según un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En los últimos años esta situación se agravó, a tono con el aumento del descontento con el régimen comunista y la protesta social.

En los últimos meses, el Ministerio del Interior ha prohibido el regreso a Cuba de activistas e intelectuales miembros del Movimiento San Isidro, o vinculados a las acciones del grupo, como las profesoras de arte Anamely Ramos y Omara Ruiz Urquiola.

Al activista y comunicador independiente Esteban Rodríguez lo excarcelaron con la condición que abandonara inmediatamente el país, en compañía del reportero Héctor Valdés Cocho. Del mismo modo expulsaron al artista visual Hamlet Lavastida y la escritora Katherine Bisquet.

El artista y líder del MSI Luis Manuel Otero Alcántara, preso de conciencia en Cuba, ha rechazado la oferta de las autoridades de liberarlo a cambio de su destierro.