Exfiscal anticorrupción llega a Colombia deportado de EEUU
El exjefe anticorrupción Luis Gustavo Moreno ahora será juzgado por su participación en el ‘Cartel de la Toga’, el mayor escándalo de corrupción en la historia de la justicia colombiana.
Luis Gustavo Moreno, exjefe anticorrupción de la Fiscalía General de la Nación
 

Reproduce este artículo

Luis Gustavo Moreno, exjefe anticorrupción de la Fiscalía General de la Nación, llegó a Colombia este viernes 4 de diciembre, en calidad de deportado desde Estados Unidos donde fue condenado por lavado de activos tras recibir un anticipo de un soborno del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. 

Moreno, quien pasó más de tres años en una cárcel de Estados Unidos, llegó a Colombia en un vuelo comercial cerca de las 11 de la mañana y, tras su arribo, fue detenido por oficiales de Migración en el aeropuerto El Dorado, en Bogotá. 

El exfiscal anticorrupción será trasladado en las próximas horas a una cárcel para que responda por los delitos por los que fue condenado en Colombia antes de ser extraditado a los Estados Unidos.

La Corte Suprema de Justicia impuso una pena de 4 años y 10 meses de prisión al exfiscal Moreno por su participación en el denominado ‘Cartel de la Toga’, el mayor escándalo de corrupción en la historia de la justicia colombiana que ofrecían favores judiciales a cambio de dinero.

El capturado deberá responder por los delitos de concusión y uso indebido de información privilegiada. 

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la condena contra Moreno el pasado julio, al resolver una impugnación que presentó el exfiscal contra la sentencia proferida en primera instancia el 7 de marzo del 2018. 

En su condena también se impuso en su contra una multa de 36 millones de pesos (10 mil dólares) y una inhabilidad para ejercer cargos públicos por 48 meses

Moreno fue capturado en junio de 2017 porque se comprobó que pidió una suma de dinero de 100 millones de pesos al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para entregarle información sobre el proceso judicial que pesaba en su contra. 

Su captura le permitió a la justicia empezar a desentrañar la red de favores ilegales que presuntamente incluía a varios magistrados de la Corte Suprema.

Aún está pendiente de que aporte información sobre quiénes se favorecieron con las actividades del ‘cartel de la Toga’ y cómo fue el proceso para ser elegido fiscal anticorrupción por el entonces fiscal general, Néstor Humberto Martínez.