Régimen prohíbe a Mileidy Salcedo hacer campaña por liberación de su padre
Luego de que la policía intentara llevar violentamente a una estación a Mileidy Salcedo, la Seguridad del Estado amenazó a la joven y le advirtió que no podía realizar campaña por la liberación de su padre Daniel, detenido arbitrariamente desde el 22 de agosto y a la espera de juicio por "desacato"
Daniel y Mileydi Salcedo. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La cubana Mileydi Salcedo fue nuevamente detenida esté sábado y llevada a una estación policial de La Habana. No imaginaba que el irregular arresto, sin citación oficial y que incluyó violencia de parte de un agente, tenía como objetivo sentarla delante de la Seguridad del Estado. Le advirtieron que no podía realizar una campaña por la liberación de su padre Daniel.

La joven y su familia desde hace meses es acosada por fuerzas represivas del gobierno. Viene sucediendo luego de que Mileydi se interpusiera en un abuso de policías contra otra mujer, lo que llevó a que también la agredieran y la apresaran arbitrariamente durante semanas. Su padre, Daniel Salcedo, denunció en todo momento tales ilegalidades, y ahora es él quien permanece en prisión y a la espera de juicio.

Poco después de que la liberaran este sábado, Mileydi realizó un video en directo mediante Facebook, ofreciendo detalles sobre su encuentro de este fin de semana. Según le dijeron “el problema que tiene mi papá no es con la Seguridad del Estado, es con la Policía [Nacional Revolucionaria]”.

Al menos dos efectivos de la PNR irrumpieron en su residencia el sábado, exigiendo que los acompañara. Mileidy denunció que, ante su pedido de una citación oficial, le dijeron “que ellos no tienen que tener nada de eso [la citación], ellos son la policía y simplemente debo obedecerlos”.

En otra directa filmada cuando pretendían llevársela, la joven gritó (delante del aludido) que el hombre le apretó el brazo para obligarla a ir hacia el patrullero. El agente increpado en ningún momento negó la acusación, por el contrario, al percatarse que ella lo filmaba intentó arrebatarle de un manotazo el teléfono móvil. Luego del episodio violento, la joven en definitiva accedió y montó en el auto.


En la estación Aguilera, la esperaban tres personas de “la Seguridad del Estado, fueron los que hablaron conmigo”. Al parecer, el desagradable episodio del sábado fue “supuestamente porque hoy yo fui a imprimir unos documentos [de denuncia] que ellos tenían el conocimiento, y dicen que con eso yo podía caer en cometer un delito, si yo repartía esos documentos por la isla”.

“Me explicaron que no puedo repartir esos documentos, que si los reparto me voy a buscar un problema con la Seguridad del Estado. Y yo les estoy explicando a ellos que mi papá lo tienen detenido injustamente, que yo por mi papá voy a hacer cualquier cosa”.

La joven dice estar “desesperada, por la situación en que se encuentra mi papá (…) Este tipo de cosas están sucediendo en Cuba. La cosa está muy mala aquí… Espero que mi papá salga pronto”.

Según su testimonio, fue amenazada por la Seguridad del Estado: “ellos me dicen que no puedo pegar carteles, que no puedo hacer cosas para ayudar a la libertad de mi padre y que las personas que no tienen internet en Cuba (…) conozcan el caso de Mileydi Salcedo y de Daniel Salcedo”.

 


Mileydi y Elizabeth Vaquero, el pasado 22 de abril fueron detenidas e incomunicadas tras ser golpeadas y abandonadas en la vía pública por un capitán de la policía, e intentar filmar el atropello.

Cuando la joven se recuperó de la golpiza, se dirigió con sus brazos lesionados a la estación de policía de Aguilera para denunciar los hechos, pero allí decidieron encerrarla “por el supuesto delito de atentado”, según testimonios de la familia.

Mileidys Salcedo estuvo varios días incomunicada, luego fue trasladada a la estación de 100 y Aldabó, hasta que el día 5 de mayo fue trasladada a una prisión de mujeres en La Habana. El padre denunció que solo entonces la dejaron llamar a su familia, y ellos pudieron conocer su paradero. Durante su encarcelamiento el padre de Mileydi, Daniel Salcedo, denunció el ilegal proceder contra las jóvenes, por lo que comenzó a ser hostigado también.

En uno de los interrogatorios a los que ha sido sometido en la unidad de Aguilera, en la barriada capitalina de Lawton, los agentes de la policía pidieron cuentas al padre de la joven por sus visitas a la sede nacional del movimiento opositor Damas de Blanco y cuestionaron su relación con críticos del régimen, según detalló Salcedo a Radio Martí. El padre de Mileydis terminó detenido el 22 de agosto, de manera “arbitraria” según el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

Por su parte, un informe del Centro Cubano de Derechos Humanos explica que “Daniel Salcedo Aguirre, [es] activista independiente, [y se encuentra] pendiente de sanción”. Esta fuente reportó que fue “detenido en su vivienda y conducido a la Unidad de Aguilera acusado de Desacato”, por lo que le celebrarían un juicio el 31 de agosto, finalmente pospuesto por casos de coronavirus en la prisión, pero él sigue encarcelado.

El OCDH registró que el 24 de agosto la joven Mileydi volvió a ser apresada arbitrariamente por la policía del régimen (durante más de 5 horas), y multada, al ir a reclamar por el arresto de su papá.

El pasado 25 de agosto el colaborador de ADN Cuba, Esteban Rodríguez intercambió en una trasmisión en vivo con la joven Mileydi Salcedo, víctima junto a su familia de represiones, detenciones arbitrarias y amenazas por parte de la Seguridad del Estado cubano en La Habana.

“La Seguridad del Estado, nos tiene a mí y mi familia hostigados y amenazados. Tengo una tía en estado crítico de los nervios y a ellos no le importa nada. (…) Dicen que soy una periodista independiente por denunciar, pues lo soy con mucho gusto”, refirió Milyedi en el intercambio con Esteban Rodríguez.

El caso de la detención arbitraria y el juicio a Daniel, sin garantías reales para defenderse, también llamó la atención de Human Rights Watch. El sábado 29 de agosto, a siete días de la detención e igual período de huelga de hambre, que el activista inició a modo de protesta luego de ser detenido, el director ejecutivo de la División de las Américas de la ONG, José Miguel Vivanco, afirmó que a la organización le preocupa la situación del cubano.