Régimen libera a jóvenes víctimas de abuso policial acusadas de desacato
Mileydi Salcedo y Elizabeth Vaquero, detenidas e incomunicadas desde el pasado 22 de abril, tras ser golpeadas en La Habana por la policía e intentar filmar el atropello, fueron liberadas este jueves en la tarde. No obstante, las jóvenes esperan que las autoridades determinen la sanción que les será aplicada
Mileydi Salcedo . Foto Facebook
 

Reproduce este artículo

El sindicalista cubano Iván Hernández Carrillo, informó a través de su cuenta en Twitter que las jóvenes Mileydi Salcedo y Elizabeth Vaquero, detenidas e incomunicadas desde el pasado 22 de abril, tras ser golpeadas en La Habana por la policía e intentar filmar el atropello, fueron liberadas este jueves en la tarde.

Hernández Carrillo, amigo de Daniel Salcedo, padre de Mileydi, informó a Diario de Cuba que fueron excarceladas de la prisión de mujeres El Guatao, en la provincia de Artemisa, a donde fueron trasladas luego de permanecer en la estación policial de 100 y Aldabó.

"Le dijeron -refiriéndose a Salcedo- que tenía que presentarse este viernes en la mañana a la Policía de Diez de Octubre para comunicarles qué medida van a tomar con ellas", añadió el activista.

La joven de 24 años Mileydis Salcedo fue detenida en La Habana por filmar un abuso policial en el barrio de Lawton. Su papá Daniel Salcedo denunció la arbitrariedad del régimen y también terminó arrestado en aquel entonces.

Ángel Moya, activista por los derechos humanos en Cuba, publicó sobre su detención en su perfil de Facebook:

"Detenido (...) el padre de Mileydis Salcedo, la joven que filmaba el arresto de su amiga y fue golpeada brutalmente y abandonada en la vía pública por un capitán de policía, y que después quedó detenida y acusada de atentando en la U/P de Aguilera”.

El arresto de la policía pudo ser una represalia de las autoridades policiales por una entrevista que Salcedo concediera a un canal de televisión en Miami, donde responsabilizó al gobierno de la situación de su hija.

La joven fue golpeada por un capitán de la Policía identificado como Carlos, mientras grababa la detención de una amiga de 20 años en Lawton.

Según Salcedo, el capitán la golpeó y comenzó a patearla en el piso, luego la dejó abandonada en la vía pública.

Medios de prensa independiente informaron que cuando la joven se recuperó de la golpiza, se dirigió con sus brazos lesionados a la estación de policía de Aguilera para denunciar los hechos, pero allí decidieron encerrarla “por el supuesto delito de atentado”, según testimonios de la familia.

Este jueves se conoció, que también fue liberado el pastor cubano Ramón Rigal Rodríguez, que cumplía una sentencia de dos años de privación de libertad por educar a sus hijos en el hogar.

Rigal Rodríguez compartó en sus redes sociales imágenes de la reunificación con su familia, acosada por el gobierno porque el religioso y su esposa retiraron de la escuela a los hijos para practicar el homeschooling.

El régimen libera a las mujeres y al pastor el mismo día que se conoció el fallecimiento del joven de 27 años Hansel Ernesto Hernández Galiano, en el municipio de Guanabacoa en La Habana, luego de que la policía le disparara. El hecho ocurrió en el barrio La Lima, como consecuencia de un altercado en el que están implicados dos agentes patrulleros.