Suspenden juicio a Daniel Salcedo por casos de COVID-19 en El Vivac

El juicio al activista Daniel Salcedo, previsto para este lunes 31 de agosto, fue suspendido por casos de COVID-19 en el centro de detención conocido por El Vivac
Daniel Salcedo y su hija Mileydi
 

Reproduce este artículo

El juicio al activista Daniel Salcedo, previsto para este lunes 31 de agosto, fue suspendido por casos de COVID-19 en el centro de detención conocido por El Vivac, en La Habana, donde se encuentra detenido desde el pasado 22 de agosto.

Así lo informó el propio Salcedo, quien llamó en la mañana del lunes a su hija, Mileydi Salcedo, para explicarle lo que estaba pasando en El Vivac y para que alertara de la suspensión a todos los que están pendientes del caso.

En declaraciones a Radio Televisión Martí, Mileydi comentó que el sábado un oficial de la unidad de policía de Aguilera, en Lawton, le avisó del juicio, programado para el lunes en la mañana en el tribunal municipal de 10 de Octubre, en la localidad de El Mónaco. Sin embargo, justo cuando iba a dirigirse al lugar, su padre la llamó por teléfono y le dijo: “Aquí en el centro de aislamiento de El Vivac hay casos de coronavirus y el juicio está suspendido”.

El caso de la detención arbitraria y el juicio a Daniel, sin garantías reales para defenderse, llamó la atención de Human Rights Watch. El sábado 29 de agosto, a siete días de la detención e igual período de huelga de hambre, que el activista inició a modo de protesta luego de ser detenido, el director ejecutivo de la División de las Américas de la ONG, José Miguel Vivanco, afirmó que a la organización le preocupa la situación del cubano.

“Será enjuiciado por ‘desacato’ este lunes. Primero lo acusaron de ‘propagación de epidemia’ y luego le fabricaron un caso por ‘desacato’. Su hija ya estuvo detenida arbitrariamente. No tiene garantías para defenderse”, escribió Vivanco en Twitter.

Para Mileydi, que estuvo encarcelada dos meses luego de ser golpeada por policías en abril, la detención y enjuiciamiento de su padre forma parte de la campaña de acoso de la que su familia ha sido víctima por parte de las fuerzas represivas del régimen. 

“La Seguridad del Estado, nos tiene a mí y mi familia hostigados y amenazados. Tengo una tía en estado crítico de los nervios y a ellos no le importa nada. (…) Dicen que soy una periodista independiente por denunciar, pues lo soy con mucho gusto”, refirió Milyedi recientemente al colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez.

La pesadilla de la familia Salcedo empezó el 22 de abril, cuando Mileydi Salcedo y Elizabeth Vaquero fueron detenidas e incomunicadas tras ser golpeadas brutalmente y abandonadas en la vía pública por un capitán de la policía, por intentar filmar el atropello.

Durante todo el encarcelamiento de Mileydi, Daniel Salcedo denunció con vehemencia el ilegal e injusto proceder policial contra las jóvenes, lo que conllevó a que fuera detenido en varias ocasiones antes de la detención actual, por la que lo llevarán a juicio.

Por el supuesto delito de desacato que le quieren imputar, totalmente falso de acuerdo con los testimonios familiares de la detención, Salcedo podría enfrentar de uno a tres años en prisión.

Que su caso haya ganado la atención de HRW, la mayor organización no gubernamental (ONG) dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos es bueno para la visión internacional de otra de las violaciones del régimen cubano, empecinado en seguir pisoteando las libertades individuales de sus ciudadanos.