Omara Ruiz Urquiola: Acuerdo UE-Cuba no aporta nada a transición democrática

Omara Ruiz Urquiola, profesora universitaria y activista pro democracia, dijo que el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba, no aporta a una transición democrática en la isla
Omara Ruiz Urquiola en protesta a favor del rapero Maykel Osorbo. Foto: Yenier Martínez Carrillo/ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Omara Isabel Ruiz Urquiola, profesora universitaria cubana y activista por la democracia, dijo que el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre Cuba, la Unión Europea (UE) y sus Estados miembros no aporta a una transición democrática en la isla y, por el contrario, en la práctica ha servido para financiar al castrismo e instituciones afines.

La historiadora, curadora y profesora de arte Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro (MSI), compartió en Twitter un video con las palabras al respecto de Omara Ruiz Urquiola, investigadora del Observatorio de Libertad Académica.

En el breve clip audiovisual Ruiz Urquiola, ex profesora del cubano Instituto Superior de Diseño (donde le cerraron contrato por motivos políticos), “habla a los eurodiputados sobre la realidad de lo que ocurre con el apoyo de la UE a Cuba. Escúchenla”, pidió Ramos.

“[Todo el que] se manifiesta a favor del respeto a los derechos humanos en Cuba también sufre la censura y queda al margen del disfrute de esos derechos culturales que financia la Unión Europea”, explicó Omara Ruiz.

La opositora a la dictadura cubana advierte antes de la votación de este jueves en el Parlamento Europeo –que pone en consideración una propuesta de resolución sobre los derechos humanos y la situación política en la isla–, que es importante que los diputados tengan en cuenta que el dinero entregado a Cuba por el bloque regional “va destinado, indirecta o directamente, a la represión del pueblo cubano, a la represión de la sociedad civil cubana y no garantiza derechos civiles, no garantiza derechos culturales, no genera la democratización, no aporta absolutamente nada a la transición democrática”.

 

Castrismo teme que desaparezca acuerdo con UE

La principal preocupación del régimen por estos días, es que la denuncia de las violaciones de derechos humanos en la isla termine en el cese del acuerdo UE-Cuba.

Ante la inminencia del debate que tuvo lugar en el Parlamento este martes, donde varios diputados acusaron a La Habana de ser una dictadura y exigieron otra posición de la comunidad europea, la Embajada de castrismo en Bruselas protestó: “Con esta maniobra anticubana se pretende, además, entorpecer las relaciones bilaterales entre Cuba y la Unión Europea y socavar la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre Cuba, la Unión Europea y sus Estados miembros”.

Mediante un pronunciamiento publicado por la Cancillería del régimen, la mencionada delegación diplomática aseguró que los promotores del debate “conocen perfectamente que el Acuerdo se implementa de una manera positiva y que existe una clara voluntad política de las Partes de continuar creando puentes entre nuestros pueblos y gobiernos a través del mismo, a pesar de las diferencias existentes, y en total apego a las bases y principios aprobadas en el Acuerdo y endosados por el Parlamento Europeo en su resolución de consentimiento del 5 de julio del 2017”.

El acuerdo de diálogo y cooperación UE-Cuba, fue firmado en diciembre del 2016 por la entonces Alta Representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el canciller del régimen Bruno Rodríguez. De esta manera, se puso fin a la llamada “posición común” –crítica con la dictadura– que regía las relaciones entre el bloque regional y Cuba, desde 1996.

Sin embargo, se incluyó una cláusula que condiciona la colaboración a que en Cuba se respeten los tratados internacionales de derechos humanos, de los que el país es signatario. También se advierte que la persecución y reclusión por motivos políticos es una infracción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

Portada: Omara Ruiz Urquiola se manifiesta a favor del rapero disidente Maykel Osorbo. Foto: Yenier Martínez/ ADN Cuba